<  W  H  O    I  S    W  H  O  



Por Manoel Fernandes Neto

Manoel Fernandes es director del sitio sobre nueva economía
Novaeconomía
y director de edición y de contenido de MFN Comunicación
consultoría y comunicación

¿Quieres mandarle un
e-mail
¿Cuál es la solución que usted daría para rescatar a los "excluidos digitales"?

Diría que las soluciones para reducir los llamados "excluídos tecnológicos" son tres, por lo menos las más urgentes: primero, la creación de infraestructura en las comunidades de baja renta, no solamente tecnológica, como también telefónica. Encontramos grandes problemas aún cuando existen recursos financieros para comprar línea telefónica. Nosotros encontramos problemas simples de infraestructura en chabolas, como líneas saturadas y cajas de transmisión con defecto.
La segunda solución es la instalación de puntos de acceso a Internet gratuitos o a muy bajo costo, en las comunidades de baja renta o en locales públicos de gran circulación.


Como tercera solución la capacitación, la educación digital, quiero decir que no basta tener la infraestructura o puntos de acceso si la población de baja renta no sabe como utilizar ese avance tecnológico. Creo que la solución seria la unión del poder público, sociedad civil y empresas, canalizando esfuerzos, actuando y concentrando sus acciones en esas tres áreas.



¿Cuáles son los mayores desafíos y conquistas de los Comités Regionales del CDI?

Nosotros logramos crear 140 escuelas de Informática y Ciudadanía en cinco años de trabajo. No es solamente una conquista del CDI nacional, sino que también de los otros CDI regionales. Actualmente actuamos en 14 Estados brasileños, esto es una gran conquista porque en poco tiempo estamos prácticamente en la mitad de los Estados brasileños y estamos representados en todas las regiones de Brasil.

Son más de 38 mil jóvenes de escasos recursos capacitados en informática a partir de nuestro proyecto. Jóvenes carentes oportunidades para trabajar en una nueva posición. Jóvenes que cambian su comportamiento, aumentan su auto estima en sus clases, en sus casas, con la familia. El reingreso de muchos jóvenes en la escuela pública debido a nuestro trabajo y también una gran cantidad de jóvenes que salen del narcotráfico, de la criminalidad en función de nuestro trabajo.

Nos gustaria hacerle una pregunta personal. ¿Cuál es su definición de fraternidad?

Para mí, fraternidad consiste en un cambio con amor, el dar y recibir. Es saber que tiene que ayudar al prójimo. A las personas de baja renta, pero usted debe ser consciente de que ayudando a una persona a levantarse, usted se levanta también. Al mismo tiempo, es importante hacerlo, es enriquecedor, es gratificante, es un cambio. Es un intercambio de experiencias, de energía y de relaciones. Ser fraterno es eso, saber dar y recibir.

¿Cuál fue el sentimiento que lo condujo a dedicarse al CDI como proyecto de vida?

Yo siempre sentí una necesidad muy grande de hacer algo para cambiar un poco esa realidad en la que nosotros vivimos. En 1993 yo era consultor de informática para grandes empresas y para instructores de informática en escuelas de la elite de Rio de Janeiro. Pero tuve un sueño. En dicho sueño vi jóvenes pobres usando computadores, vi a esos jóvenes discutiendo acerca de su realidad, de la de sus comunidades a través de la computadora y, buscando soluciones para sus problemas a partir de la tecnología de la información. Al día siguiente, fuertemente impactado por ese sueño decidí luchar y hacer lo posible para transformar este sueño en realidad.

Y usted está consiguiendo...

Y nosotros estamos consiguiendo en 14 Estados brasileños, en Japón, Colombia, Uruguay y en México, que son países donde nosotros tenemos comités para la democratización de la informática funcionando también.


Siguiente página de la entrevista >


[ Son más de 38 mil jóvenes de escasos recursos capacitados en informática a partir de nuestro proyecto. ]