<  W  H  O    I  S    W  H  O  



Por Iñaki Arzoz y Andoni Alonso

Son licenciados en Bellas Artes y doctor en Filosofìa, respectivamente, por la Universidad del País Vasco.

¿Quieres mandarle un e-mail a Iñaki?

¿Quieres mandarle un e-mail a Andoni?
Kevin Kelly
Un tipo de intelectual osado y ganador

En nuestra búsqueda de personajes emblemáticos de la cibercultura no podíamos pasar por alto otra de esas grandes figuras ambiguas, cuyo claroscuro define la ambivalencia de las nuevas tecnologías de la información. Así, es posible que nuestro personaje sea uno de los más influyentes -en sentido positivo- de la cibecultura, al haber creado un foro privilegiado para el debate, al tiempo que, en su visión personal, se muestra como uno de los gurús más arrebatadamente excéntricos de las cibertecnologías, superando con mucho a moderados como Gates y Negroponte.

Kevin Kelly (1943). Este ingeniero -licenciado en matemáticas-, ensayista y conferenciante, filósofo ocasional de la ciencia, cumple perfectamente el paradigma posmoderno del triunfador tecnológico. Nos arriesgamos incluso a afirmar que encarna a la perfección ese nuevo estilo vital del intelectual-ingeniero de las cibertecnologías, del que emana el innegable aroma de los vencedores, hábiles y perfectos, de los que podríamos denominar los "Señores de la Tercera Cultura", cuyo éxito en los negocios les conduce a la filosofía, a una muy particular filosofía sobre la tecnología.


Intelectuales preocupados

Kelly comienza su carrera como ensayista en un "sitio" de culto de una de las filosofías emergentes en el fin de milenio, como es el ecologismo, en "The Whole Eearth Catalog", que posteriormente daría lugar al que se considera el más prestigioso grupo de discusión en las redes -Well- y al cual, pertenecen entre otros Bruce Sterling y Howard Rheingold. Curioso lugar para que un gurú cibercultural haga sus primeras armas, pero que ya nos da alguna pista sobre su evolución posterior, ya que son muchos los utopistas ecológicos, si no todos, los que finalmente se han convertido al credo tecnófilo, sin duda, en este mundo devastado, un credo con más probabilidades de éxito.



El clásico libro de C. P. Snow, "Las dos culturas" (Alianza, 1977) introducía, ya en 1964, el concepto del señor de la tercera cultura, un mediador entre las cultura humanística y la científica, ya divorciadas para los años 40. Entre la ciencia, que Kelly considera algo al margen de la sociedad, y las humanidades, que están ya definitivamente fuera del cambio social, existe un tipo de intelectuales, de la tercera cultura, preocupados fundamentalmente por la técnica y que influyen poderosamente en la sociedad.



"Tercera cultura"

Kelly tiene razón en esta cuestión, pues la revolución de las telecomunicaciones no la han realizado los grandes científicos, sino ingenieros, los cuales se implican con más facilidad en los aspectos sociales. Éstos intelectuales "nerds", entre los que se incluye, son los grandes triunfadores del cambio tecnológico, pues su natural avidez de novedades, los prepara para desafiar constantemente los nuevos límites.



Ésta es, brevemente, la filosofía vital de Kelly. Imprescindible para acostumbrarse a los nuevos tiempos y estilos de pensar y que genera un tipo de intelectual osado y ganador. Pero como buen gurú cibercultural, Kelly no se detuvo sólo en el plano teórico. Imbuido de una filosofía tan norteamericana, fundó el famoso "Wired Magazine", que no duda en calificar como el "equivalente de la revista "Rolling Stone" para la informática" y que, no podía ser de otra manera, se ha convertido en una especie de guía oficiosa para esta "tercera cultura" o cibercultura.



Siguiente página >


[ Kelly encarna a la perfección ese nuevo estilo vital del intelectual-ingeniero de las cibertecnologías.]