<  W  H  O    I  S    W  H  O  



Por Alejandra Davidziuk

A. D. es Editora de contenidos de Classclip , periodista de la revista El Planeta Urbano y columnista de Internet en un programa de Radio Uno FM.

¿Quieres mandarle un e-mail ?
¿Qué injerencia tiene el sector público en la difusión de las TICs? ¿Cambió el panorama con los resultados de las últimas elecciones?

Hasta hace poco la única forma de promover el acceso universal por parte del Estado era por medio de la regulación de la competencia privada en el mercado de telecomunicaciones. El gobierno de transición creó una comisión interministerial para la masificación del uso de Internet a escala nacional. El proyecto prevé beneficiar alumnos y pobladores de lugares alejados con un presupuesto modesto. Esperamos que el nuevo gobierno cumpla sus promesas y lance un plan más ambicioso para el acceso universal. Éste tiene sólo mes y medio en funciones por lo que se comprende que hasta ahora no haya nada concreto.


¿Qué rol ocupan las organizaciones no gubernamentales (ONGs) en la promoción de las TICs?

He visto y leído sobre iniciativas muy interesantes y prometedoras de ONGs, sobre todo ligadas al movimiento de telecentros. Pero tal vez porque en el Perú hay muchas cabinas de Internet en las ciudades, hay relativamente pocos telecentros.

¿Cree que es posible superar el digital divide que sufren en general los países latinoamericanos? ¿Cómo?

La división digital de nuestros países es solamente una expresión más de la profunda división de nuestras sociedades. La solución tiene que ser integral y se llama desarrollo con equidad. Proveer de acceso a las TICs no mejorará sustancialmente las oportunidades de vida de las mayorías pobres si no se resuelven problemas serios que van desde la injusticia y la explotación de nuestras mismas sociedades, hasta la dinámica misma del orden económico mundial. Y cambiar los ordenes establecidos toma mucho tiempo. Además hay que tener claro que en los países industrializados, la transición hacia la sociedad de la información es una consecuencia de la evolución de la organización económica hacia maneras más eficientes y flexibles de llevar a cabo los negocios.


Es decir, parte de una necesidad. En nuestros países, la transición es mucho más difícil porque somos países duales, semi-industrializados, con enormes brechas sociales y culturales. En los sectores pobres, informales, aislados en el campo, esa necesidad por las nuevas tecnologías no es tan evidente, pues hay otras necesidades básicas insatisfechas. Esto no significa que ellas pierden importancia, repito que deben ser parte de una solución integral. Pero por esa razón la transición es y será mucho más lenta.

Más información

Publicaciones de Fernández Maldonado


[ Proveer de acceso a las TICs no mejorará sustancialmente las oportunidades de vida de las mayorías pobres si no se resuelven problemas serios que van desde la injusticia y la explotación de nuestras mismas sociedades, hasta la dinámica misma del orden económico mundial. ]