.

 ......

Por Mikel
Amigot
 
Mikel Amigot es director de la Brujula.net y presidente de IMSSA (empresa especializada en medios on-line)
 
 
¿Quieres mandarle un e-mail?
 

 

 

La mitad de las empresas, sin PC
El efecto 2000 está resuelto en el 33%
 
A un buen número de empresarios Internet les suena a chino. Y el "Efecto 2000" o el "Bug del milenio", a sánscrito. Los locos de la Red nos esforzamos por estar en vanguardia tecnológica y cognoscitiva, y rápidamente asimilamos términos como el ADSL, Shock wave, Back Office, Gnome, Router, etc., sin percatarnos de que una mayoría de los patronos funciona con el lápiz sobre la oreja y anotando sus cuitas en una libreta de anillas. Y no son casos aislados. En España, por ejemplo, el 50 % de las empresas carece de ordenador, la mitad, sí. El dato, facilitado por Microsoft Ibérica, nos introduce en otra dimensión: la del mundo real.
.........................

El 99,8 % del tejido empresarial está formado por pymes, pequeñas y medianas empresas, que son, atención, las que aúnan el 64% del empleo, generan el 75% del PIB y dan lugar al 65% de las ventas. En Latinoamérica las cifras deben de ser similares, pero la verdad es que carecemos de una estadística precisa. Se sabe, en cambio, que el índice de software copiado, sin licencia de compra, supera en los países hispanohablantes el 60 %, veinte puntos por encima de la media imperante en los países más industrializados.

A tono con estas cifras, la inversión en tecnologías de la información es testimonial. En España, de nuevo, las pymes destinan de total de su inversión sólo el 1,5% al mencionado capítulo, mientras que en la Comunidad Europea se da una media del 2,6%, siempre según datos de Microsoft. ¿Y el Efecto 2000? Tan sólo está resuelto en el 33% de las empresas, de las que tienen ordenador, claro, pues las otras viven en el limbo de la felicidad. La gran pregunta es si quien carece de equipos informáticos tiene posibilidades de sobrevivir. Hasta ahora, parece que sí.

Los ordenadores nos facilitan la existencia, aunque no resuelven por sí mismos las cuestiones del esfuerzo, el ingenio y la asunción de riesgos. Los empresarios tradicionales que mantienen su compañía a flote tienen la sabiduría de la intuición y la universidad de la calle. Aguantan la ofensiva tecnológica apurando los minutos y multiplicando la velocidad de cálculo de su chip mental. Se resisten, en buena medida, porque ven en los gigantes de la informática y las telecomunicaciones, bucaneros dispuestos a extraerles sus limitados recursos económicos. Los consideran un poco como los bancos: su voracidad por facturar es ilimitada.

¿Más gasto?

Las pymes creen que, una vez hayan ingresado en el mundo de las tecnologías, estarán obligadas a gastar más y más, con tal de seguir a flote. Y, entonces, no dan el paso. Tienen parte de razón. Muchos colosos de la tecnología fijan su prioridad en la venta, antes que en aportar soluciones e innovar, y ahí se les ve el plumero. Intel, por ejemplo, este año está dando un penoso ejemplo con su Pentium III; primero vende su stock, y después, en una cadena infinita de marketing, va sacando al mercado los nuevos productos ya diseñados con antelación. O las telecos, que no abren sus anchos de banda hasta que la competencia no aprieta.

En fin, que los empresarios sin PC no son tan torpes como algunos los pintan. Han de modernizarse urgentemente, sí, porque parten de un ingenio descomunal, que, potenciado con la tecnología, puede conducirlos a grandes proyectos. Para lograr captarlos, las grandes empresas tecnológicas habrán de aparcar momentáneamente su ciega ambición por vender, y deberán concentrarse en una de las premisas básicas que se explican en las escuelas de negocios: ofrecer soluciones concretas.

. PC, ¿gasto o inversión?

 

"El software

copiado sin

licencia en

el mundo

hispanohablante

es del 60%"

 

 

.La gran amiga del empresario.

 

............

Suscríbete

¡Es gratis!

 

............