.....

......

. Vernon B. Lewis junior, presidente de MPRI.

......................

"Facilitamos

a nuestros

clientes

exactamente

lo que quieren"

......................

. Logo explícito sobre las habilidades de MPRI.

......................

Mercenarios y espías
La Red ofrece servicios y reclutamiento
 
En febrero de 1997, la prensa australiana descubrió que el Gobierno de Papúa Nueva Guinea había contratado una agencia privada, Sandline International, para facilitar mercenarios y equipos con el fin de eliminar a los líderes secesionistas de la isla de Bouganville y controlar la mina de Panguna. El escándalo político fue mayúsculo y provocó la crisis más importante en los veintidós años de independencia de Papúa Nueva Guinea. Sandline International, con sede en las Bahamas, también ha participado en la lucha contra los rebeldes en Sierra Leona. Cualquier gobierno o particular puede echar mano de mercenarios y para ello sólo hay que sentarse ante la pantalla del ordenador.
 
Por Julián Díaz Goicuria
.........................

Internet ofrece información y contacto con organizaciones paramilitares que, a cambio de dinero, resolverán sus problemas por las armas y la tecnología de una forma abierta y, en principio, nada siniestra. "Los propietarios y miembros activos somos militares o familiares de militares retirados. Hacemos cosas excitantes y trabajamos tanto en Estados Unidos como en cualquier rincón del mundo", reza el texto de presentación de MPRI, fundada en 1987 y con una facturación próxima a los 7.000 millones de pesetas en 1997. Y también ofrecen trabajo: "si tienes habilidades militares, o de otra índole, que puedan integrarse en el amplio espectro de actividades ofrecidas a nuestros clientes, te invitamos a que introduzcas tu nombre en el banco de datos de esta página electrónica". En la actualidad, MPRI cuenta con una plantilla de 400 trabajadores.

Cerca del Pentágono

MRPI está dirigida por un consejo de catorce miembros, al frente de los cuales se encuentra el general retirado Frederick J. Koresen y cuyo presidente es el también general retirado Vernon B. Lewis junior. "Nuestra integridad es nuestro tesoro más preciado", afirman como corolario de su filosofía de negocio, que también incluye un genérico "facilitar a sus clientes exactamente lo que quieren". Su eficacia, según han dado a conocer los medios de información, ha sido demostrada en Croacia contra las tropas serbias, la misma que ha inclinado al ejecutivo angoleño para su contratación para combatir a las tropas rebeldes de Jonas Savimbi.

Dyncorp es otra de las empresas que ofrece servicios tecnológico-militares que ha saltado a la palestra. Al igual que MRPI, está radicada en Virginia, donde se halla la sede del Pentágono. El gobierno de los EEUU la ha contratado para el desarrollo de sus especialidades en zonas tan calientes como Haití, Bosnia y últimamente en Kosovo. No tan explícita como su competidora, en su página web Dyncorp afirma ser "una de las compañías líderes en tecnología de la información y de trabajo en red de la región", con unos ingresos anuales en torno al billón de dólares y con un total de 15.000 trabajadores. Además, asegura ser la más grande compañía estadounidense de alta tecnología propiedad de los propios empleados. Más del 20% de su facturación tiene como origen los programas de ingeniería y de índole técnica que contrata con la Marina norteamericana.

Siguiente página del reportaje >

.........................