Por Manoel Fernandes Neto

Manoel Fernandes es director del sitio sobre nueva economía
Novaeconomía
y director de edición y de contenido de MFN Comunicación
consultoría y comunicación

¿Quieres mandarle un e-mail?
Periodismo en la web
Y el amor ciego
26-06-00

En los nuevos tiempos, "amor" es como el pan que no falta a la mesa. El aura del romantismo que mueve el engranaje de la nueva economía - con sus héroes, incógnitas, sospechosos, vendedores ambulantes y jugadores - inspira versos y canciones hacia el éxito de cada "negocio", pero que en muchas ocasiones podría confundirse con la pasión ciega en la búsqueda del lucro. ¿Será que el amor fue el responsable por el éxtasis de Peter Littke, empresario británico que rechazó US$ 7 millones por el domínio "e-buy.com" y que, "apasionado" por las grandes causas, prefirió llevar a cabo personalmente el proyecto de comércio electrónico?

Periodismo digital

Así como el amor, también la libertad embriaga. Con la mídia Internet, bajo el manto de lo nuevo y lo desconocido, todo el mundo comenzó a colaborar con el asunto "contenido", que en su concepción quiere decir lo que contiene. Esta semana, figuraba en los periodicos: "dueña de la maleta encontrada en el aeropuerto internacional de São Paulo negó ser la dueña de su contenido: 20 kilos de entorpecientes."

De forma más acentuada que en otras profesiones, con la llegada de Internet el periodismo se enfrentó al gran desafío de continuar existiendo como un instrumento capaz de retratar periodos de la historia, actuando, entre otras cosas, como un elemento regulador y fiscalizador de la sociedad. Los conflictos entre el "vender" y el "informar" se diseminaron. Nadie más sabe de que lado se encuentra el redactor. Si es un aliado ciego del negocio o si se encuentra al servicio transparente de su público, informando con responsabilidad e imparcialidad.

Ésta configura una antigua discusión: ¿la notícia como un producto comercial o como el retrato de una época, prestadora de servicios y generadora de ideas? ¿Quién tiene la medida exacta del conocimiento para poder separar los intereses comerciales y los conceptos en una mídia tan libre como Internet?

Internautas

Encontramos al Presidente de la República en la portada del proveedor Terra, que en parcería con el grupo Estado, destaca la primera entrevista on line de un jefe de Estado brasileño, el que tiene a su disposición 8 mil preguntas acerca de diversos temas, enviadas por Internautas. Pegado en banners giratorios y de promociones, Fernando Henrique sonríe dispuesto a aclarar cualquier asunto.

Una de las principales preguntas que surgen en los debates acerca de la comunicación en las fronteras digitales, es el sentimiento de responsabilidad que direcciona la existencia del periodismo. Sentimiento que formó a una multitud de profesionales y que ahora no encuentran respuestas para la diseminación de los "especialistas en contenido", sitios de noticias y otras expresiones y profesiones creadas para poder suplir las dificultades en definir las áreas de capacitación.

Aportes financieros

El periodismo, de forma más acentuada que en otro oficio, ganó de forma involuntaria el título de "revolucionario". Tipo de "amor" relegado al ocaso en la turbulencia de "tantos sistemas infalibles" y fórmulas cuyo gusto es dudoso. No son pocos los profesionales de la prensa en el mundo que han muerto en "acción", por ejemplo. Sin la venta de productos y sin los necesarios aportes financieros, buscaban por las calles la dilucidación de los hechos. Bálsamo anticuado que en un tiempo en el cual el análisis del equilíbrio y de las "materias que venden" componen la "función social" de nuevos "comunicadores".


Amor, negocios y contenido son verdaderamente posibles en la Web. La palabra lucro puede caminar junto con los ideales dignos y hechos relevantes. Independiente de quién ejerce la función de generador, si cerramos la discusión solamente con "pañuelos perfumados", "adulaciones" e imprecisiones, estaremos cerrando los ojos para el valor crítico de esclarecimiento del periodismo, función con contenido histórico tan marcante en la humanidad y que no puede ser colocada en un nivel secundario en las misivas de estos nuevos tiempos.



[ El periodismo, de forma más acentuada que en otro oficio, ganó de forma involuntaria el título de "revolucionario.]