Por Mikel Amigot

Mikel Amigot es director de
ibrujula
y presidente de IMSSA
empresa especializada en medios on-line

¿Quieres mandarle un
e-mail

El argentino Martín Varsavsky
¿El Rey del ciberpelotazo?
13-09-00

El precio pagado por el ciberejército germano de T-Online por el 100 % de Ya.com, la filial de Jazztel para Internet, de 550 millones de euros (490 millones de dólares), cierra una era que, probablemente, nunca volverá a repetirse: la gloriosa etapa del ciberpelotazo. Varsavsky, los fondos inversores de Jazztel y el grupo de ex-terráqueos que abandonaron Telefónica en 1999 han tomado el último tren hacia la opulencia.

Lock-up

Los 'jifers', como los bautizó el financiero argentino Martín Varsavsky en alusión a JIF, el nombre de la empresa del portal, no podrán disponer del dinero rápidamente y volar hacia otros proyectos, pues los alemanes les han fijado un periodo de tres años de contención (o lock-up) antes de hacerse con el botín. Pero la operación está consumada, y es inamovible.

Wanadoo, Yahoo, Tíscali, AOL y cualquiera que hubiera hincado el diente a Ya.com habría propiciado seguramente una reestructuración; doscientas personas se antojaban excesivas para una empresa de Internet que deja, en poco más de un año, una deuda de 23 millones de euros, con sólo unas ventas en el primer semestre de 4,4 millones de euros. Pero así se han hecho los negocios en una época que en EE.UU. concluyó en mayo y en el mundo hispanohablante en septiembre, con el último fogonazo de Ya.com. El modus operandi vino a ser así: inversión multimillonaria en marketing y publicidad, generación mínima de ventas y valoración de infarto. 

Formación e información

Triunfa de la filosofía, muy actual, de "me hago rico y hago ricos a los demás Una secuencia que sólo es comprensible cuando todos los actores son financieros: los protagonistas, los consultores, los bancos asesores y los compradores. La Bolsa, que deviene en el patio de los ahorradores desinformados, da su bendición a estos juegos malabares, al carecer de formación e información.

La cifra pagada supone 65 veces los ingresos previstos para el año 2000. Todavía Ron Sommer, el nuevo amigo español y todopoderoso presidente de Deutsche Telekom, dijo el lunes que se estaba pagando "un precio muy muy razonable". Se basaba en el estudio de valoración que había hecho Dresdner Kleinwort Benson, que cifraba Ya.com entre 1.400 y 2.000 millones de euros; Dresdner, que actúa como juez y parte, al ser accionista de Jazztel. Pero la historia se escribe así.

Siguente página >>




[ La cifra pagada supone 65 veces los ingresos previstos para el año 2000.]