Por Mikel Amigot

Mikel Amigot es director de
ibrujula
y presidente de IMSSA
empresa especializada en medios on-line

¿Quieres mandarle un
e-mail

Windows y Office de Microsoft
La obtención de sus códigos desata la tormenta
15-11-00

¿Para qué quiere un grupo de hackers los códigos fuente (o claves informáticas) de Windows y Office? ¿Para deleitarse con los errores típicos de Windows y los comentarios de sus programadores?

¿O persigue modificar los programas, compilarlos y emitir versiones nuevas para otras plataformas informáticas? Si así fuera, un caso como éste, de robo o espionaje industrial, podría servir para que terminara el monopolio de Microsoft.

Intrusos informáticos

Imaginemos que una empresa rusa, israelí o india (por citar tres país expertos en computación) regala o lanza a bajo precio un Windows y un Office que funciona en Linux y en otro tipo de máquinas que se creen. Es evidente que la informática daría un vuelco radical, con innegables repercusiones en el sistema económico mundial.

No es descabellado pensar que un día el centro de influencia pueda desplazarse desde Estados Unidos a, pongamos por caso, Taiwan, donde se concentra buena parte de la fabricación mundial de componentes.

De los intrusos informáticos que, al parecer, durante seis semanas, estuvieron accediendo a las máquinas donde se almacenan los códigos fuente de programas de Microsoft, poco se sabe.

Se sospecha que utilizaron un programa troyano, llamado QAZ Trojan, que, una vez introducido en el ordenador de un empleado cualificado de Microsoft, sirve para monitorizar todos sus movimientos, incluida la marcación de claves.


Siguente página >>




[ Se sospecha que utilizaron un programa troyano, llamado QAZ Trojan, que, una vez introducido en el ordenador de un empleado cualificado de Microsoft, sirve para monitorizar todos sus movimientos]