Por Mikel Amigot

Mikel Amigot es director de
ibrujula
y presidente de IMSSA
empresa especializada en medios on-line

¿Quieres mandarle un
e-mail
Manuel Castells:
"Internet es un instrumento para llevar a cabo nuestro proyectos"
05-12-00

¿Estamos dejando pasar la gran oportunidad que supone Internet para llevar a cabo nuestros proyectos? Sobre Internet han caído todo tipo de estigmas y definiciones. Primero fue un invento militar para sostener comunicaciones en caso de un conflicto nuclear. Después sirvió a universitarios y científicos para intercambiar documentos. Llegaron más tarde los bajos instintos y los medios de comunicación convencieron a la ciudadanía de que la Red era un nido de pornografía y pederastia.

Intermediarios financieros

Los avispados del marketing intuyeron que si se esforzaban un poco, creaban un lenguaje específico y organizaban empresas en torno a ideas con cierto magnetismo terminarían inquietando al gran capital. Bancos, eléctricas y poderes empresariales se dejaron seducir e invirtieron fuertes sumas. Intermediarios financieros y bancos de negocio vieron en la Bolsa electrónica y el capital riesgo un negocio sin parangón y animaron el patio con estudios de consultoría que alertaban sobre el riesgo de no invertir.

Quienes más propendieron al dispendio fueron las operadoras de telecomunicaciones, en su mayoría pesados grupos empresariales nacidos y enriquecidos a la luz del monopolio estatal. Así, en los últimos meses, la Red ha sido coto exclusivo del B2C y B2B, el Nasdaq, el ciberpelotazo y el capital riesgo. Quien no creara un portal casi no merecía el saludo. ¿Que Internet nos espera? Manuel Castells, catedrático de sociología de Berkeley, un español que triunfa con su trabajo y su sabiduría en California, nos dejó a su paso por Madrid y Barcelona, un mensaje alentador: "Internet nos pone frente a nosotros mismos. Todo aquello que queríamos hacer, nuestros proyectos e ideas, se pueden llevar a cabo ahora gracias a la Red".

Conquista de audiencia

Únicamente el 5 % de los 6.000 millones de personas del mundo utiliza la Red. Castells, que une al rigor del estudio la experiencia de haber superado una gravísima enfermedad, desmitifica el poder de la tecnología y afirma, clarividente: "Lo fundamental de Internet son los valores, los deseos y los proyectos". Esto es: Internet es el instrumento idóneo para implantar las ideas, acelerar el cambio social y económico, y conquistar mayores esferas de justicia y libertad. La nueva economía nos ha obnubilado; los medios de comunicación, atenazados por la esclavitud de lanzar titulares, conquistar audiencias y cuadrar balances, tendemos a crear realidades monolíticas, más allá de las cuales parece no haber vida.

De este modo, olvidamos algo tan obvio como que la población de Internet, alrededor de 300 millones de usuarios, es el 5 % del mundo, aunque, como siempre ocurre, en los países ricos se alcancen tasas del 40 %. Existe la sensación de que la historia de Internet ha terminado, ya que el reparto económico del negocio virtual está casi decidido, con los actores de siempre como dueños de la escena. Sin embargo, la lógica y la experiencia histórica permiten augurar que asistiremos a nuevos escenarios con imprevistos actores.

Nadie puede hoy cantar victoria.



[ En los últimos meses, la Red ha sido coto exclusivo del B2C y B2B, el Nasdaq, el ciberpelotazo y el capital riesgo. ]