Por Hernani Dimantas

Hernani
Dimantas es
editor de la

e-Zine Marketing Hacker,
director de márketing
de la
MFN Comunicación
y editor especial
de la revista online

Novaeconomía

¿Quieres mandarle un e-mail?
El juego de Internet
Una cortina de bits
11-09-01

Vamos a partir de cero. Somos todos seres humanos. Los perros no acceden a internet. ¡Todavía! el marketing es un acto hostil y existe porque el mercado no es propiedad de las empresas. Éstas quieren mostrar sus productos, sus marcas y cualquier otra cosa que incremente sus beneficios. Los marketeers son los que tienen que hacer el trabajo sucio.

Internet no supone una gran diferencia, más bien facilita el trabajo. Nada más cruel que valerse de una tecnología cuestionable, que esconde, tras una cortina de bits, la acción de estos profesionales.

¿Cuál es la razón para hacer SPAM? Ellos usan tu línea telefónica, tu computador y de tu paciencia, a cambio abusan de tu buena voluntad. Lo peor es sentir que se está siendo seguido, observado cuando se visita un site cualquiera, y se recibe al día siguiente un e-mail lleno de promociones idiotas. Los buenos profesionales condenan esta práctica. Es una falta de respeto al prójimo. No haga al prójimo lo que no le gustaría que le hicieran a usted.

Enormes facturas

Estos usurpadores no están preocupados. Actúan con la mayor normalidad. Son negocios, y en el mundo de los negocios la ley sólo existe para los débiles. Y ¿en cuanto al "junkmail" corporativo? Este es el concepto de permission marketing llevado al extremo de la falta de ética. Basura en la caja postal. Gastarse enormes fortunas para conseguir una autorización, el primer contacto, la cesión de las direcciones de e-mail. Todo limpio y correcto. Sin embargo en la práctica, cuando el consumidor debería recibir un bouquet de flores, todo es olvidado. Volvemos al viejo teatro. El cliente tiene que sufrir. Las empresas olvidan que el marketing es un concepto amplio.

Parece que las cosas van mal en este espacio de nadie. ¿Será que estamos listos para el próximo "round"? Dos cruzados de izquierda, ya me dejaron un poco tonto, y todavía le queda el directo. Realmente, en el marketing directo no hay dolor. Golpea en el pobre internauta. Sin la menor compasión. Ahora el negocio es serio. El SPAM irrita de sobre manera y la recogida de datos es aterradora. ¿Por qué aterroriza? Eche un vistazo al futuro, a la generación de nuestros hijos, y tome conciencia podrá ser mucho peor, y bien rápido. ¿Cómo se está haciendo esa recogida de datos? Simplemente pasando por encima de los derechos humanos.

Siguente página >>



[ El SPAM irrita de sobre manera y la recogida de datos es aterradora. ¿Cómo se está haciendo esa recogida de datos? Simplemente pasando por encima de los derechos humanos.]