.

 ......

Por Vicente Guallart

V.Guallart es arquitecto y productor multimedia, galardonado en
diferentes certámenes, como el Milia D´Or.

¿Quieres mandarle un e-mail?

La Red de Ciudades
La sociedad de la Información trascenderá las grandes metrópolis del siglo XX

Las ciudades son al territorio, como los ordenadores son a la red. Nodos de acumulación de información, números IP territoriales, puntos de concentración que necesitan ser absolutamente eficaces para que el sistema funcione. De otra manera, al igual que en Internet, los flujos de información se desvían, y llegan a su destino por otros caminos. Las ciudades entran en decadencia.

.........................

Tradicionalmente las núcleos urbanos han surgido de dos maneras: o bien en los cruces de caminos como lugares de encuentro, en lugares de gran accesibilidad territorial (París, Londres...) , o bien a lo largo de caminos, resultado de paradas intermedias por las unidades temporales de transporte de cada época (el camino de Santiago, las caravanas americanas, etc). En ambos casos el objetivo máximo de una ciudad a lo largo de su historia, cuando las circunstancias sociales y militares lo permitían, ha sido crecer.

Al igual que las empresas, para crecer económicamente había que crecer físicamente. El modelo urbano propio de nuestro tiempo, producto de la evolución de las ciudades medievales hasta nuestro días ha sido la gran metrópolis. En la actualidad asistimos a un fenómeno en el que simultáneamente las ciudades trabajan en su renovación interna, aumentando su eficacia desde el interior, a la vez que se organizan territorialmente en forma de REDES DE CIUDADES.

Dos órdenes

La Red es una estructura en la que existen dos órdenes: el local y el global. Ambos son igual de importantes para el perfecto funcionamiento del sistema. Sin nodos no hay red, solo líneas conductoras de informacion hacia la nada. Si no hay comunicación entre los nodos, estos ya no son parte de una red sino punto aislados en un entorno desconocido.

La red a su vez tiene una estructura fractal, en la que la parte tiene autosimiltud con respecto al resto, y a su vez se pueden realizar múltiples zooms sobre ella, sin que su estructura cambie. El nodo social mínimo de una red es una persona individual (nodo humano) o bien cualquier objeto (nodo objeto) dotado de un chip y capaz de interactuar con la red. El orden urbano de la red comienza por lo tanto en el individuo, que actúa en un espacio (habitación), o en una casa, o en un inmueble, o en una calle, o en un barrio, o en una ciudad, o en una región, o en un país, o en una supercomunidad, o en el planeta. Cada escala puede generar grupos de interés que se organizan para tratar las cuestiones propias de ese nivel.

En este momento, los ordenes territoriales más identificativos en los últimos decenios, el país y la ciudad, se diluyen frente al barrio y la Región, que tienen signos identificativos más potentes. Sin embargo cada nivel tiene su funcion interna y externa, fundamental para que el sistema global funcione.

"Intranets"

La red, que organiza diferentes comunidades, permite crear una red de redes, por su carácter de autosimilitud. Así no solo se crearán organizaciones de barrio, conectadas mediante redes locales, sino que a su vez esta "Intranet", se relacionará con otras redes de barrio similares a una escala próxima (una ciudad), que a su vez conectará con redes de barrios en todo un país, o en todo el mundo. Asimismo cualquier individuo podría participar a su vez en diversos niveles de macroredes. En una calle, en un barrio, en una ciudad... Así surgen nuevos modelos de organización del territorio, debido a la superposición del orden telemático al orden fisico, que permite relaciones en tiempo real entre lugares hasta ahora separados físicamente.

Frente al modelo tradicional de gran ciudad acumuladora de actividad, devastadora de su entorno y devoradora de otras ciudades, existe el modelo de Red de Ciudades. En este modelo un conjunto de ciudades de características similares (como el tamaño) y complementarias (como su actividad productiva principal, sus centros educativos), se organizan en forma de red para ofrecer a sus habitantes los mismo servicios que ofrecería la gran ciudad, pero partiendo de infraestructuras ya existentes, dispersas por el territorio, para así lograr la densidad mínima para el desarrollo de una actividad, la instalación de una gran industria, centro educativo, etc.

En nuestro entorno el modelo tradicional sería una red de poblaciones industriales de alrededor 50.000 habitantes, que de manera independiente siempre deberían depender de una gran ciudad para actividades del sector terciario (estudios, compras, ocio...), pero que organizadas pueden tener la población mínima para mantener una universidad, un gran centro comercial, etc. Hoy las redes de transportes terrestres son absolutamente necesarias para que el sistema funcione (comunicación digital en tiempo real, comunicación de átomos en el menor tiempo posible), pero no son en sí mismas un elemento capaz de generar desarrollo.

Se trata así pues de proponer un nuevo modelo de organización de las ciudades, en el que debería darse un crecimiento hacia dentro de las actuales concentraciones territoriales para renovar su eficacia, para concentrarse en su mejores valores (al igual que ocurre en la empresas), a la vez que se organiza la interacción con entidades de magnitud similar, situadas en un entorno próximo o lejano, formando redes económicas, sociales y culturales. La Red de ciudades.
.........................

.París, una de las grandes metrópolis.

 

"Sin nodos

no hay

Red, sólo

líneas

conductoras

de información

hacia la nada"

 

 

. El Camino de Santiago

 

............

 Suscríbete

¡Es gratis!

............