.

 

 ......

Por Jorge Alonso

J. Alonso Rodríguez es arquitecto especializado en Urbanismo (Universidad de Navarra) y trabaja en Londres para la firma Chapman Taylor

¿Quieres mandarle un e-mail?

La cápsula del cuarto milenio y el hueco digital
¿Cómo construir una Cápsula del Tiempo?
(8-2-00)

Según el rotativo norteamericano The New York Times hay que seguir los siguientes pasos: consiguir una idea original y añadir un arquitecto. Posteriormente reunir objetos varios, gas argón y un poco de ironía. Sellar cuidadosamente y dejar reposar unos 1.000 años. Es una curiosa, que no nueva, iniciativa para crear y patrocinar la cápsula a enviar a nuestros posibles descendientes del cuarto milenio.

.........................

La avalancha de preguntas que surgen de inmediato conforman lo más interesante del asunto, ¿de qué manera se almacena algo durante 1000 años?, ¿dónde se guarda?, ¿en qué formato?, ¿a quién va dirigido?, ¿estamos realmente seguros de que habrá alguien para descubrirlo?, y si lo hay, ¿estará interesado en ver lo que podemos ofrecer? Pero aunque lo parezca, toda esta parafernalia ni es novedad ni las cápsulas del tiempo se fabrican, simplemente existen, aunque esto es muy difícil de explicar a los americanos.

En la historia del hombre existen hitos ya atemporales como la piedra rosetta que hoy descansa en el British Museum de Londres. Una simple piedra en la que se grabaron unos símbolos con los que, sin saberlo, los antiguos egipcios nos revelaron su cultura e incluso su relación con otras culturas ancestrales. También existen las legendarias pirámides, las ruinas de Pompeya, un poema o una sinfonía,...

Revolución digital

El asunto principal que nos concierne ahora es la diferencia que puede marcar en este evento la Revolución Digital de nuestra sociedad actual, esto es, por un lado, cómo los arquitectos han utilizado la informática para el diseño de las cápsulas presentadas al concurso realizado para dicho propósito y, por otro lado, la validez del formato digital como posible medio de almacenamiento y transmisión de nuestro legado.

El diseño ganador fue el del arquitecto-ingeniero valenciano Santiago Calatrava- último premio Príncipe de Asturias de las Artes- con una escultura funcional y orgánica basada en las proporciones del hombre y dotada de una imagen abstracta, en concreto, la de la totalidad universal que evoca la mandala y que enlaza directamente con la contemporánea realidad digital en la que vivimos. Indudablemente, fue el mejor.

Otros proyectos presentaban también interesantes soluciones. El hecho de que la mayoría de ellos utilizaran la informática en sus conceptos es una prueba de que hoy en día nuestro momento se enclava en otra percepción tiempo-espacio. Aun así, en las bases del concurso se menciona que la mejor defensa del proyecto ganador ha de ser su propia belleza. Eso lo entendió Calatrava al expresar muy bien la relación entre la naturaleza y los nuevos conceptos digitales de geometrías fluidas.

"Hueco Digital"

En mi opinión, una nueva dinámica al tema es la paradoja del llamado "Hueco Digital". Hoy en día todo, o casi todo, puede ser grabado pero nada, o casi nada, sobrevivirá el azote de un milenio. Por otro lado, todas aquellas cosas consideradas importantes y que pudiéramos enviar al futuro (la Biblia o libros de Shakespeare por ejemplo) se automantienen vivas por el mero hecho del empuje selectivo de la Cultura.

Bibliotecas, museos y distintas instituciones se encargan de ello. Danny Hillis, el padre del concepto del "Hueco Digital" explica que éste se expande desde la masiva utilización informática de la sociedad hasta el día en que solucionemos óptimamente el asunto del almacenamiento. La web es muy recomendable e ilustra la historia de dicha iniciativa, los proyectos y hasta objetos que sugerir para ser enviados al tiempo futuro antes de que la cápsula se cierre el próximo mes de marzo.

El sueño digital

En dicha página web podremos viajar a través de interesantes links por el proceso diseñador de los participantes y por las ideas en las que se fundaron geniales, y no tan geniales, cápsulas. Desde La onírica interpretación del sueño digital del grupo Antenna Design (una especie de mistica digital HD-Rosetta) hasta la solucion ,"asquerosamente brillante" segun el jurado, de almacenar la información digitalmente en el ADN de cucarachas. Todo esto pasando por los volúmenes líquidos de símbolos grabados, sequoias-libros, cuerpos humanos-libros, cápsulas ciberespaciales enterradas en hielo o las formas plásticas visionarias de Zaha Hadid.

Al hilo de todo esto quisiera terminar puntualizando que, ya en 1912, Wassily Kandisky en su libro "Sobre lo Espiritual en el Arte" argumentó que la fuerza del arte no descansa en el mundo exterior sino en la profundidad de contemplar. Esto, que interacciona tambien con nuestra sociedad digital informatizada, seguramente se lo lleve la Cultura, sin esfuerzo alguno, por los milenios de los milenios.

.........................

Más información:

Crear una Cápsula del Tiempo

.Santiago Calatrava.

 

 

"Las cápsulas del Tiempo no se fabrican, simplemente existen"

 

............

 

. Premio Príncipe de Asturas de las Artes

 

............

 Suscríbete

¡Es gratis!

............