Por Jorge Alonso

J. Alonso Rodríguez es arquitecto especializado en urbanismo (Universidad de Navarra ) y trabaja en Londres para la firma Chapman Taylor

¿Quieres mandarle un
e-mail?
Página II

El Cyberespacio y la Transarquitectura son conceptos empleados en una nueva filosofía arquitectónica digital en la que se trabaja con nuevas y emergentes investigaciones sobre masas, formas, volúmenes y construcciones de un espacio tecnologicamente muy mejorado (=cyberespacio). Son unos entornos virtuales que constituyen espacios autónomos y arquitectónicos y que en los que, por otro lado, internet se alza como un nuevo campo de amplitud sin precedentes, transurbano y abiertamente público.

Creencias

Algunos de estos nuevos "filósofos digitales" y dotados de grandes contenidos de imaginación son Arakawa y Madeline Gins (artistas y teóricos) , el Dr. Rachel Armstrong (escritor, presentador de TV, productor multimedia y médico), Karl S. Chu (monje budista, músico y arquitecto), Proff. John Hamilton Frazer (Director de la escuela de diseño de la Universidad Politécnica de Hong-Kong), Stephen Gage (arquitecto), Marcos Novak (transarquitecto, artista y teórico), Christopher Romero (artista, arquitecto y diseñador) , Neil Spiller (arquitecto y director de la escuela de diseño de la Bartlett de la UCL de Londres), Lars Spuybroek (arquitecto y fundador de la oficina de diseño digital NOX) o Paul Virilio (escritor y filósofo).

La Esencia

Con el paso de los meses iré abordando la labor creativa de todos estos profetas del cyberespacio con los cuales ya tengo algun contacto, como no, por medio digital, pero por ir anunciando su punto de partida lanzo al aire la afirmación que Marcus Novak hace de sus creencias "…vivimos en el centro de un Renacimiento Aquitectónico Global, en un clima irascible en el que los mas avanzados y desafiantes edificios no hubieran podido ser imaginados sin la ayuda digital". La pregunta es inmediata, impresionantes edificios si, pero, ¿son los mejores?.

La cuestion a resolver, considero, reside en utilizar toda esa potencia digital no para impresionar ni desafiar sino para crear cada día más belleza, mejor Arquitectura, mejor sociedad. Esa es la Esencia, y por mucho que se empeñe quienquiera, no es digital.

Ahí reside, por ahora, el gran desafío. Nuestro temor y nuestra esperanza.
 


[ Son unos entornos virtuales que constituyen espacios autónomos y arquitectónicos ]