Por Jorge Alonso

J. Alonso Rodríguez es arquitecto especializado en urbanismo (Universidad de Navarra ) y trabaja en Londres para la firma Chapman Taylor

¿Quieres mandarle un
e-mail?
'Viviendo mañana'
la casa del futuro
30-01-01

Mucho antes de que lo queramos imaginar nos podríamos ver viviendo en la casa digital que ha sido soñada por tantos escritores y visionarios y probablemente, algún arquitecto. No se trata precisamente de un logro especial en la Arquitectura como arte sino del avance digital de la vida doméstica, emocionante mundo de tareas cotidianas en casa.

Se pasa de moda

El proyecto que ha convertido esto en realidad ha durado 10 años y se denomina "viviendo mañana". A las a fueras de Bruselas, los arquitectos Peter Bongers y Frank Belien acaban de inaugurar la segunda vivienda dentro de esta idea y ahora planean su evidente expansión global. Con proyectos futuros en Londres, Ámsterdam 2002, China y los Estados Unidos se quieren instalar en la supremacía de un mercado que todavía no existe.

Bongers y Belien comenzaron su proyecto en 1991 creando la casa del Sr. Bill Gates cerca de Seattle que se termino en 1995. Su segunda versión, "viviendo mañana 2" se plantea también para otros 5 años más y eso que la actualización de tecnologías es continúa y que el desarrollo de cambios al que esta sometido es de un ritmo tal que todo se pasa de moda de un día para otro.

Un buen negocio

La casa, que en realidad es casa, laboratorio y museo tiene un área de 3.700m2, incluyendo salas de conferencias y de reunión. Las previsiones apuntan a que la visitarán unas 200.000 personas en 5 años, probablemente. Su precio, de dudosa estimación, ronda los 20 millones de euros.

Lo anecdótico del tema es que al final no se trata tanto de una casa, ni mucho menos de Arquitectura, sino de un buen negocio. La producen unos 100 socios comerciales que venden la mitad de los productos que se encuentran en la casa e investigan las posibilidades de trabajo conjunto entre los mismos. Por ejemplo, MXK (Moulinex-Krups) trata de analizar distintos modos de desarrollar un horno para que pueda ser controlado por el ordenador de la cocina de la casa.

Siguente página >>



[ Lo anecdótico del tema es que al final no se trata tanto de una casa, ni mucho menos de Arquitectura, sino de un buen negocio. ]