Por Jorge Alonso

J. Alonso Rodríguez es arquitecto especializado en urbanismo (Universidad de Navarra ) y trabaja en Londres para la firma Chapman Taylor

¿Quieres mandarle un
e-mail?
Página II

De lo que no se habla es de cómo se encuentra el hipotético habitante entre tal maraña de ruiditos, robots inteligentes y espacios sensoriales. Comprensible y peligrosamente, el resto de los productos que ahí puedes encontrar se encuentran en proceso de investigación, y aquí no hay ratones para probarlos sino seres humanos, ¿en principio suena mucho más justo verdad?

Gran parte de los socios que invierten en esta interesante idea pertenecen al sector de pinturas, azulejos, pavimentos y otros materiales distintos de construcción. Calefacción, tuberías y problemas de eliminación de residuos necesitan más que microchips en estos nuevos entornos. Y es que la tecnología digital es aplicable en este experimento en diversas e interesantes maneras, otro ejemplo es la cama "Sleepy Ergosleep" que es controlada por un ordenador que ajusta las características de la cama y su posición al perfil del usuario que la va a utilizar.

El edificio

Las cuestiones pecaminosas que surgen de tal invento son tan obvias como el deducir que la casa está totalmente conectada a la red. Todo se utiliza siguiendo el famoso IP, el protocolo internacional de Internet. Esto significa que las televisiones, los teléfonos y los ordenadores no tienen conexiones separadas sino que todo lo que reciben y manejan es "via net-www". Con este nuevo modo de vivir, los organizadores asumen perdidas importantes en la calidad y el contacto del servicio pero también se abren otras muchas ventajas desconocidas de tiempo y aplicaciones. No cabe duda.

El control principal de cada estancia del edificio se maneja a través de unos monitores táctiles de cristal LCD situados por todo el lugar pero ahora se está intentando unificar todas esas funciones por medio de esos graciosos ayudantes digitales PDA (personal digital assistants) tales como la gama Palm. Los elementos digitales se acercan al ser humano, se mueven con él,...las distancias entre los robots y el hombre se reducen, se tiende a un futuro programado.

¿Estamos realmente preparados?

No creo que muchos sueñen o tengan especial prisa en vivir en una casa que, en principio, tiene más connotaciones de control que una cárcel y que a lo mejor un buen día te sugiere otro desayuno al que realmente deseamos.

Ya lo dijo hace tiempo William Gibson " El futuro ya está aquí, solamente esta desigualmente distribuido". Menos mal.


Más información

Living tomorrow

Sleepy
 


[ No creo que muchos sueñen o tengan especial prisa en vivir en una casa que, en principio, tiene más connotaciones de control que una cárcel. ]