.

 ......

Por Ainara Martín

A. Martín es licenciada en Bellas Artes y realiza su tesis doctoral "El cuerpo tecnológico. Tras el género y las nuevas identidades virtuales".

¿Quieres mandarle un e-mail?

La biopolítica del cuerpo postmoderno
Homenaje a Donna Haraway...
(25-1-00)

Los cuerpos no nacen. Se hacen. Han sido desnaturalizados en contexto y tiempo. A finales del siglo XX, los cuerpos no evolucionan en los principios armónicos augurados por el romanticismo. Tampoco los cuerpos han bailado al son del realismo o del modernismo.

.........................

Uno no nace mujer, tal como Simone de Beauvoir insistía en negar acertadamente. Uno ni siquiera nace política ni epistemológicamente organismo. Los organismos son construidos; son constructos de una especie de "mundo cambiante". La construcción de fronteras del organismo, el trabajo discursivo de la inmunología, son especialmente potentes mediadores para las experiencias de muerte y malestar de la población industrial y postindustrial.

Desde el XVIII hasta mediados del XX, las grandiosas construcciones históricas de género, sexo, raza y clase fueron empotradas en los orgánicamente marcados cuerpos de mujer, de esclavos o de trabajadores.

El cuerpo marcado ha sido un locus cultural y (contestación) política, cruciales ambos para el lenguaje de las políticas liberadoras de identidad y de los sistemas de dominación que ha ejercido el "lenguaje natural" como recurso para apropiaciones culturales. Por ejemplo. Los cuerpos sexualizados de la clase-media-alta del siglo XIX, en lo que se refiere a la medicina en la literatura, ya giraban en torno a la maternidad, a la función maternal en la mujer y a la psicología del útero en lo que a lo "femenino" (mujer) se refiere. En referencia a lo "masculino" (hombres), al ahorro orgánico y espermatozoidal.

Campo narrativo

El campo narrativo en el que estos cuerpos se movían generó a su vez informes relacionados con la ciudadanía, estructuras de familia burguesas y profilaxis contra la polución y deficiencia sexual como la prostitución, criminalismo o asuntos de raza. Algunas políticas feministas pujaron por la total inclusión de las mujeres en el mundo político; el terreno de las funciones maternales en la economía doméstica queréa expandirse al mundo público.

Más tarde, en el nuestrísimo siglo XX, las políticas gays y lesbianas han hecho estragos, irónica y críticamente en los constructos del cuerpo del siglo XIX y en la medicina sexual y de identidad de géneros para crear un complejo discurso humanista de liberación sexual.Todo ello para luchar contra la supremacía del macho histórico.

Desde mediados del siglo XX, los discursos biomédicos han estado progresivamente organizados alrededor de muy diversas tecnologías y prácticas, desestabilizando éstas, el privilegio simbólico del hierático, localizado y orgánico cuerpo.

La diferencia

En otras palabras; la cuestión de LA DIFERENCIA ha puesto en entredicho los discursos humanistas de liberación basados en la política de la identidad y la unidad sustantiva. El cuerpo no es un mapa espacial estable de funciones normalizadas. Es un campo altamente móvil de diversas diferencias estratégicas. El cuerpo biomédico-biotécnico es un sistema semiótico; un campo productor de significados complejos.

La raza y el sexo, como los individuos son artefactos minados por el nexo discursivo del conocimiento y la política. Lo que se denomina como "unidad" como "uno" es altamente problemático, no un determinante permanente.

El cuerpo se ha convertido en ciborg (organismo cibernético). Un híbrido ténico-orgánico cuya envoltura está compuesta por texto, máquina, cuerpo (carne?????? ) y metáfora; todo ello teorizado y ocupado en la práctica en términos de comunicación.

Y esto no es sólo un ayer ni simplemente un mañana. Es un inmediatamente ahora.

.........................

Más información:

VNS MATRIX es un grupo australiano compuesto por Josaphine Starrs, Francesca da Rimini y Julianne Pierce con proyectos diversos que giran en torno a investigar y descifrar las narrativas de dominación y control que rodean la cultura de alta tecnología, explorando la construcción del espacio social, la identidad y la sexualidad en el ciberespacio. Proyectos interesantísimos impregnados de una humorística pero desgarradora crítica en cuanto a la política de identidad. Presentan modelos tan curiosos, deparados por las nuevas tecnologías, como "la mujer vaina".

. ¿Ciborgs?.

 

"Las políticas gays

y lesbianas han

hecho estragos en

los constructos

del cuerpo del

siglo XIX"

 

 

. La mujer y su liberación.

 

............

Suscríbete

¡Es gratis!

............