.

 ......

Por Ainara Martín

A. Martín es licenciada en Bellas Artes y realiza su tesis doctoral "El cuerpo tecnológico. Tras el género y las nuevas identidades virtuales".

¿Quieres mandarle un e-mail?

El cazador cazado
Un nuevo modelo de Cuerpo o Ser
(21-2-00)

La utilización del cuerpo como objeto, ha sido polémica y cambiante a lo largo de la Historia del Arte. Las Feministas convirtieron la fisicidad de este "cuerpo nuestro carnal" en SUJETO después de un largo proceso de toma de conciencia, y hoy, paradógicamente con las nuevas tecnologías parece no hacer falta recurrir a ella, la conciencia tomada sobre la propiedad del sujeto corporeo, porque es esta corporeidad la que derrepente parece haberse evaporado como el humo del último cigarrillo.

¡Qué idiotas! Tendremos que dejar de fumar a la fuerza.
.........................

El cuerpo ha sido perforado con la tecnología pegada, insertada y net-conectada. El ser humano y su ansia de controlarlo todo, sin quererlo, ha generado el retroceso paulatino hacia un estado de sitio contra la fisicidad corporea y conciencia proclamada por los siglos de los siglos amén, hacia un estado de objeto cuasigaseoso incontrolable e incontrolado cyborgiano. Cuerpo invadido, aumentado y ahora convertido en anfitrión o host de la tecnología y no sólo por y para ésta sino también para agentes remotos.

Internet es el proveedor de caminos extensivos e interactivos de visualización, conectando y recuperando información e imágenes varias y de todo tipo, haciendo posible (o así debiera ser) inesperadas vías de acceso, conocimiento y actuación para el nuevo modelo de cuerpo ente o ser, llámesele como quiera.

El error es el siguiente: en vez de ver en Internet la utopía metafórica del descarnamiento del cuerpo hecho al fin realidad, hemos visto, nosotros los inteligentes humanos, un arma afilada y poderosa de estrategias colectivas e individuales para la proyección de la presencia del cuerpo y un campo virgen para poder plantar las semillas de la incosciencia.

La mutación de la piel

Internet no genera la desaparición del cuerpo como entidad físico-sólida, ni la disolucion del Ser propulsa nuevas ideas físico-colectivas y escalas telemáticas subjetivas. La autenticidad del cuerpo no se basa en la coherencia de su individualidad sino en la multiplicidad de los agentes colaboradores; es decir, de su entorno. Lo que se torna importante no es la identidad del cuerpo (macho/hembra, hombre/mujer, masculino/femenino) sino la conectividad. Ni su movilidad ni su ubicación, sino su interface.

Como superficie, la piel fue un día el comienzo del mundo y simultáneamente la frontera del Ser. Pero hoy, amarrada, perforada y penetrada por la tecnología, la piel ya no será nunca más, la suave y sensual superficie ni del site ni de la pantalla. Piel no será sinónimo de límite, ni Ruptura de superficie. Significa anulación de diferencia dentro-fuera.

Imaginaos las consecuencias y ventajas de ser un cuerpo fragmentado (formado por diversos fragmentos y desmenuzable por tanto en ellos) con voltage, fuerza, vigor, energía, poder para elegir entre otras cosas el sexo y el género y controlar todas las posibles estratagemas periféricas o "ser a su vez parte de una de ellas o controlado por otro semejante a nosotros". Esto significaría ser un Ser (aunque ya dudo si podría llamarlo así) mucho más complejo e interesante; no simplemente una entidad particular con una agencia sino una entidad, un anfitrión o host para múltiples, remotos y aliens agentes. De diversas psicologías y ubicaciones varias.

Es decir, una entidad múltiple que abarque un todo ya no sólo físico sino psíquico, inmenso, sin límites y barreras.

En busca de la presa

Smell.Bytes es una obra en red también presentada a modo de instalación permitiendo una mayor interacción con el público, en el ZKM de Karlsruhe en Alemania, donde Chris.053 es un cazador-esnifador de olores que trabaja en su laboratorio.

Chris053 es un software inteligente que analiza y organiza datos. Se apropia de los rostros de los inocentes curiosillos que deciden, sin quererlo, caer en la trampa del doctor-esnifador-fetichista, y que se comunican por medio de video-cámaras.

Chris, ha sido programado para esnifar, pero ¡ojo! porque todo sniff significa en el costoso lenguaje de red, hackear, es decir, piratear o conseguir algo sin permiso. Y en este caso lo que consigue es acceder sin autorización a las informaciones personales de los usuarios que utilizan programas de teleconferencia.

Después de apropiarse de estos rostros Chris los dota de olor en su laboratorio, no arbitrariamente claro, sino basándose en parámetros de simetría facial establecidos por investigadores del Botzmann Institute of Urban Ethology de Viena: según el grado de simetría y belleza, el olor es mejor o peor.

Las facciones analizadas por el Doctor son proyectadas en un plano cartesiano tridimensional y el grado de simetría se conecta directamente con el banco de olores; cuanta mayor simetría mejor olor. Cada olor adquiere un código y pasa a formar parte de la Stinky Gallery o Galería Maloliente.

¡AL LORO SI NO QUIERES SER CAZADO!

.........................

Más información:

SMELL.BITES. Así pues, la artista griega y creadora de Smell.Bytes Jenny Marketou, nos invita a través de este esperimento de cazador, y cazado a reflexionar sobre ese poder de apropiación, ese "abarcarlo todo, coleccionarlo todo" al que se presta el nuevo parasito de la red (creo que finalmente me decanto por este sustantivo como sustituto de CUERPO o de SER), sobre el poder de privacidad y sobre la peligrosidad de creer estar viviendo en el mundo de pin y pon, un entorno totalmente vivo cuando en vez de eso estamos entrando en el territorio de un arma peligrosamente social y política o simplemente dentro de un espacio más para el desarrollo de manipulaciones racistas sexistas y discriminatorias.

. Internet produce el descarnamiento del cuerpo

 

"Internet es un arma afilada y poderosa de estrategias colectivas e individuales para la proyección del cuerpo"

 

 

. La identidad del cuerpo.

 

............

Suscríbete

¡Es gratis!

............