Por ChuckyGarcía


Chucky García es director de la agencia Press Riot y colaborador deBitniks

e-mail
 RTMarkPag. 2 de 2

Los "operativos visuales" son bien conocidos en la trayectoria de RTMark. En 1996, por ejemplo, la organización logró queJacques Servin, programador de la empresa de video juegos SimCopter, alterarauno de sus videojuegos de temporada, conocido como SimCopter. Servin,que cambió las imágenes masculinas de los personajes poralgunas de homosexuales, fue despedido posteriormente y a cambio RTMarkle entregó una indemnización de US$5000.

Dos años después, un programador de Panasonic Interactive Multimedia, también siguiendo un proyecto de RTMark, alterólos chips de un aparato para niños llamado Secret Writers Society(La Sociedad Secreta del Escritor). Muchos de estos juegos didácticosdebían, en principio, enseñar a escribir a los menores através de un simulador de voz que repetía lo que ellos tecleaban,pero finalmente terminaron por insultarlos o llamarlos "ojos de culo".

Pedagogía

"Muchos de los proyectos que nosotros apadrinamos son pedagógicospor naturaleza", responde Frank Guerrero al respecto. "El efecto educacional puede tener un gran impacto en la política una vez quehaya suficiente cambio en la opinión publica. Aunque G.I. Joe yBarbie han existido por muchas décadas, mucha gente no pensóseriamente en ellos hasta que escucharon sus voces invertirse".

Sobre la legalidad de estas acciones, Roberta Bosco, periodista del Ciberp@ís (suplemento de informática del diario El País), opina quelas actividades de RTMark tienen mayor relación con las de "ungrupo de artivismo, una contracción de arte y activismo". Bosco,quien ha escrito varios artículos al respecto, concluye que en elfondo se trata de "una expresión de arte contemporáneoen la que el artista, además de crear significados, se sitúacomo estructura de mediación entre los colectivos sociales y lasinstituciones culturales".

Rambo asalta la Bolsa

La forma en que se llevan a cabo los anteriores tiene que ver directamentecon el credo de la organización: "Así como las corporaciones habituales son única y exclusivamente máquinas para aumentarlos beneficios de sus accionistas (a menudo en detrimento de la culturay la vida), RTMark es una máquina de aumentar la cultura y la vidade sus accionistas (a menudo en detrimento de los beneficios de las corporaciones)",explica Guerrero.

En otras palabras, RTMark ofrece en su sitio de Internet una serie deproyectos con una descripción de su objetivo y la manera de llevarlosa cabo, y al mismo tiempo una oferta para que los interesados sirvan deautores materiales o patrocinadores económicos de los mismos. Estossabotajes corporativos, en últimas, se constituyen en las "accionesde la compañía", ya que cada vez tienen más "valor"(a corto plazo) para los protagonistas de la opinión públicamundial (como medios de comunicación y espectadores), y movimientoseconómicos y políticos (dentro y fuera de la red).

Esto, más la próxima expansión de ®TMark hacialos países de habla hispana, hace pensar a Frank Guerrero en laposibilidad de una cotización real en Nasdaq, aunque la sola ideale produzca algo de risa. "Desafortunadamente", dice, "piensoque nos verían como una competencia". Según consta enlos archivos de otros medios como Le Monde, Newsweek, The Guardian, ElMundo de España, The Economist o Wired, son muy pocos los votosen contra que por parte de la prensa local o internacional han provocadolas acciones de RTMark, desde su el bloqueo online a la compañíade juguetes eToy, hasta su reciente campaña Venda su voto.

Más información:

Sitio en Internet de RTMark[en inglés y castellano]

Página | 1 | 2 |

 
Imprimir texto



[Cartel paródico realizado por RTMark sobre el efecto 2000]
 

[an error occurred while processing this directive]
 
  Arriba