Impreso de http://www.bitniks.es
2002 Editorial Cibertextos
email: bitniks@sarenet.es

RTMark
Este colectivo de artistas lucha contra las grandes coporaciones de EE.UU

Bogotá [11-01-02]
RTMark es un sistema de trabajadores, ideas y dinero cuya funciónes luchar contra los abusos de los poderes corporativos y gubernamentales,principalmente los de origen norteamericano. Parodiaron a Bush, liberarona la Barbie y ahora quieren llegar al Nasqad. Su fundador, Frank Guerrero,explica la filosofía de este colectivo.

"Bush está usando la tragedia del World Trade Center (WTC)como una oportunidad para arrebatar el poder de las manos del gobiernorepresentativo y para cambiar nuestros derechos constitucionales",según explica Frank Guerrero. Descrito como uno de los másemblemáticos agitadores de la red digital, Guerrero estaba en NuevaYork durante los ataques terroristas del 11 de septiembre, pero segúndeja ver en esta entrevista y a pesar del choque emocional que le produjo el llamado Martes Negro, seguirá dando la pelea contra losabusos de los poderes corporativos y gubernamentales, principalmente losde Estados Unidos.

Anti Bush

George W. Bush es, precisamente, una de las dianas con mayor impactomediático que RTMark ha tenido desde que comenzó sus operacionesen 1991. Hacia 1999, el sitio GWBush.com (auspiciado por RTMark) entróa competir con el sitio oficial del entonces candidato presidencial, conuna serie de diferencias que la llevaron a ser citada por los principalesmass media estadounidenses como el New York Times y de habla hispanacomo El País (España). En vez de la propuesta republicanade Bush, se podía ver un video donde el político se tambaleabacomo las Torres Gemelas, pero bajo los efectos del alcohol.

El ahora presidente de los Estados Unidos no pudo con Frank Guerreroy los suyos a pesar de las amenazas públicas, así como tampocopudo la Organización Mundial del Comercio en el 2000. Esta institucióndejó de llamarse GATT desde 1995, pero al no adquirir este dominioen el año que se llevó a cabo su rebautizo, permitióa RTMark poner en funcionamiento la página Gatt.org, paraísode los anti-globalizadores e infierno de los desinformados pro globalizadores.

Liberen a la Barbie

Autodeclarada como un grupo de artistas, educadores y otros colaboradoresque trabajan para hacer pública la subversión que las corporacioneshacen de los procesos democráticos -o una organización basadaen la Internet que utiliza el sabotaje informático con claros finessociales-, RTMark también ha hecho historia fuera de la Red, enuna serie de casos que los llevaron a ser comparados con el equipo de asaltoque realizaba acciones contra el establecimiento, en la películaEl Club de la Lucha.

Lejos de lo fantástico, esta organización fue responsableen 1993 del Movimiento por la Liberación de la Barbie y GI Joe,cuando sabotearon los chips de voz de cientos de estos dos muñecospara pronunciarse contra los estereotipos machistas de la industria estadounidensede los juguetes. "A diferencia de los protagonistas de El Clubde la Lucha, no nos pegamos tanto entre nosotros", asegura FrankGuerrero en esta entrevista, cuya primera parte se realizó luegode su paso por la muestra Digital Aktivism ( Festival Internacionalde Música Avanzada y Arte Multimedia de Barcelona); y la segundatan sólo horas después de los ataques terroristas contraNorteamérica. "La película nos pareció interesanteporque brindó algunas de las ideas de las que hemos estado hablando,como llevar a cabo un sabotaje contra el sistema a través de losmúltiples cines de toda América".

Los "operativos visuales" son bien conocidos en la trayectoria de RTMark. En 1996, por ejemplo, la organización logró queJacques Servin, programador de la empresa de video juegos SimCopter, alterarauno de sus videojuegos de temporada, conocido como SimCopter. Servin,que cambió las imágenes masculinas de los personajes poralgunas de homosexuales, fue despedido posteriormente y a cambio RTMarkle entregó una indemnización de US$5000.

Dos años después, un programador de Panasonic Interactive Multimedia, también siguiendo un proyecto de RTMark, alterólos chips de un aparato para niños llamado Secret Writers Society(La Sociedad Secreta del Escritor). Muchos de estos juegos didácticosdebían, en principio, enseñar a escribir a los menores através de un simulador de voz que repetía lo que ellos tecleaban,pero finalmente terminaron por insultarlos o llamarlos "ojos de culo".

Pedagogía

"Muchos de los proyectos que nosotros apadrinamos son pedagógicospor naturaleza", responde Frank Guerrero al respecto. "El efecto educacional puede tener un gran impacto en la política una vez quehaya suficiente cambio en la opinión publica. Aunque G.I. Joe yBarbie han existido por muchas décadas, mucha gente no pensóseriamente en ellos hasta que escucharon sus voces invertirse".

Sobre la legalidad de estas acciones, Roberta Bosco, periodista del Ciberp@ís (suplemento de informática del diario El País), opina quelas actividades de RTMark tienen mayor relación con las de "ungrupo de artivismo, una contracción de arte y activismo". Bosco,quien ha escrito varios artículos al respecto, concluye que en elfondo se trata de "una expresión de arte contemporáneoen la que el artista, además de crear significados, se sitúacomo estructura de mediación entre los colectivos sociales y lasinstituciones culturales".

Rambo asalta la Bolsa

La forma en que se llevan a cabo los anteriores tiene que ver directamentecon el credo de la organización: "Así como las corporaciones habituales son única y exclusivamente máquinas para aumentarlos beneficios de sus accionistas (a menudo en detrimento de la culturay la vida), RTMark es una máquina de aumentar la cultura y la vidade sus accionistas (a menudo en detrimento de los beneficios de las corporaciones)",explica Guerrero.

En otras palabras, RTMark ofrece en su sitio de Internet una serie deproyectos con una descripción de su objetivo y la manera de llevarlosa cabo, y al mismo tiempo una oferta para que los interesados sirvan deautores materiales o patrocinadores económicos de los mismos. Estossabotajes corporativos, en últimas, se constituyen en las "accionesde la compañía", ya que cada vez tienen más "valor"(a corto plazo) para los protagonistas de la opinión públicamundial (como medios de comunicación y espectadores), y movimientoseconómicos y políticos (dentro y fuera de la red).

Esto, más la próxima expansión de ®TMark hacialos países de habla hispana, hace pensar a Frank Guerrero en laposibilidad de una cotización real en Nasdaq, aunque la sola ideale produzca algo de risa. "Desafortunadamente", dice, "piensoque nos verían como una competencia". Según consta enlos archivos de otros medios como Le Monde, Newsweek, The Guardian, ElMundo de España, The Economist o Wired, son muy pocos los votosen contra que por parte de la prensa local o internacional han provocadolas acciones de RTMark, desde su el bloqueo online a la compañíade juguetes eToy, hasta su reciente campaña Venda su voto.

Más información:

Sitio en Internet de RTMark[en inglés y castellano]