Por Miguel Angel Sabadell

M.A.Sabadell es director de Ciencia de Recol

¿Quieres mandarle un e-mail ?

Gerardus Mercator
La historia del mundo ilustrada con mapas
23-10-00

Cada vez que miramos un mapamundi estamos haciendo un pequeño homenaje al cartógrafo flamenco Gerardus Mercator. Fue él quien en el siglo XVI descubrió una brillante solución al problema de proyectar la superficie terrestre sobre una hoja de papel.

Mapas útiles

Y es que este problema no es moco de pavo. La técnica consiste en desplegar la superficie del sólido; justo el camino contrario al que recorríamos en nuestros tiempos de escuela, cuando recortábamos en un papel la superficie extendida de un cilindro y, después de unos cuantos dobleces y un poco de pegamento, aparecía construido sobre la mesa. Esto, que se puede hacer fácilmente con el cilindro o el cono, es imposible con la esfera. Dicho de otro modo: no se puede construir una esfera a partir de un trozo de papel. Por este motivo, resulta especialmente complicado dibujar mapas útiles, que se acerquen lo más posible a la realidad. Pero Mercator lo hizo.

Su nombre verdadero era Gerhard Kremer el cual, siguiendo con la tradición de latinizar los nombres, lo tradujo como Gerardus Mercator, pues Kremer en flamenco y Mercator en latín significan tendero. Estudió humanidades en la universidad de Lovaina, donde se graduó en 1532 y luego se puso a trabajar como matemático y astrónomo a las órdenes de Gemma Frisus, para el que construyó instrumental astronómico y dibujó mapas. A los pocos años, Mercator se había ganado una excelente reputación como constructor de instrumentos y cartógrafo y se veía venir que si nada lo impedía, se convertiría en uno de los mejores geógrafos de su siglo.

Rutas de navegación

En 1544 lo más temido ocurrió: fue detenido por hereje y encerrado en prisión por sus inclinaciones protestantes. Sin embargo, desde la universidad, sus compañeros consiguieron liberarlo y Mercator marchó a Duisburgo, en el condado de Cleve, donde se respiraba una atmósfera religiosa más liberal. Fue allí, bajo el mecenazgo del duque Guillermo de Cleves, donde Mercator inventó la proyección que lleva su nombre. El primer mapamundi que utilizó la proyección de Mercator se publicó en 1569 en 18 láminas y fue resultado de la gran demanda de mapas fiables que exigían los viajes típicos de exploración que se habían iniciado en ese siglo.

La técnica era simple y sencilla: considerar la Tierra no una esfera sino un cilindro. Evidentemente, esta proyección introduce errores -nuestro planeta no tiene forma de lata de cerveza- pero permitió trazar las rutas de navegación con más precisión que antes. Y el mismo año en que aparecía su mapamundi, Mercator empezaba su plan más ambicioso: relatar la historia del mundo ilustrada con mapas. La llamó Atlas, tomando el nombre de mítico gigante griego que sostiene el mundo sobre sus hombros.



[ El primer mapamundi que utilizó la proyección de Mercator se publicó en 1569 y fue el resultado de la gran demanda de mapas en ese siglo. ]