Por Miguel Angel Sabadell

M.A.Sabadell es director de Ciencia de Recol

¿Quieres mandarle un e-mail ?
Los estromatolitos
la más antigua forma de vida conocida
13-03-01

Si tuviéramos que señalar el lugar donde se encuentra la evidencia fósil más antigua sobre la Tierra tendríamos que mirar hacia el Polo Norte. Pero no el que todos conocemos, sino en una región situada en Australia Occidental conocida con el nombre de Pilbara.

Allí, donde las temperaturas llegan a sobrepasar los 50º C, es donde hemos encontrado la más firme evidencia de vida sobre la Tierra, con una edad de 3.500 millones de años. Es más, la formación rocosa conocida con el nombre de Grupo Warrawoona contiene 4 tipos distintos de microfósiles.

Es en estas rocas donde encontramos los estromatolitos, sutiles indicadores de cómo era la Tierra en el pasado y son la prueba del importante papel que los microbios desempeñaron hace miles de millones de años.

La célula

Los estromatolitos no son fósiles, en el estricto sentido de la palabra. Se produjeron en los primitivos océanos de la Tierra, debido a la actividad metabólica de ciertos microorganismos, llamados cianobacterias, también conocidas, menos acertadamente, como algas verdeazuladas. Estas comunidades bacterianas construyeron los estromatolitos de dos formas, dependiendo del lugar en el que vivía. Si su medio ambiente era el océano, atrapaban el polvillo que compone el sedimento más fino con una capa de mucus pegajoso que secretaba la propia célula.

Poco a poco los granos de sedimento se unían junto al carbonato cálcico, que precipitaba del agua, y se iba construyendo la roca de dentro hacia afuera. Como las cianobacterias eran fotosintéticas y, además, eran capaces de moverse hacia la luz, avanzaban a la par que se iba acumulando el sedimento. De este modo, siempre se encontraban en la superficie exterior del estromatolito. Pero si estas bacterias vivían en lagos, cianobacteria precipitaba su propio carbonato, incorporando sedimento.

Los estromatolitos dominaron la Tierra durante 3.000 millones de años. Y fue con la aparición de los animales entre hace 500 a 600 millones de años, cuando su estrella empezó a declinar. Habían vivido en todo tipo de ambientes, algunos de ellos extremadamente hostiles para la vida, como los lagos glaciares de la Antártida o los manantiales volcánicos de Yellowstone, pero no pudieron con el nuevo ambiente que estaba emergiendo.

Pero lo más fascinante de su vida es que aún hoy, a pesar de los profundos cambios sucedidos en la Tierra, los podemos encontrar vivos. Más concretamente en Australia Occidental, en la zona de Shark Bay, la Bahía del Tiburón. Son los descendientes de la más antigua forma de vida conocida. Son nuestros antepasados.


[ Los estromatolitos dominaron la Tierra durante 3.000 millones de años. Y fue con la aparición de los animales cuando su estrella empezó a declinar. ]