.

 ......

Por Julián
Díaz
J. Díaz es redactor jefe de BITNIKS y periodista free-lance.

¿Quieres mandarle un e-mail?

"La niña de tus ojos"
Firmamento de actores

Fernando Trueba. Lolafilms. 1998. España.

De repente, a veces, nace una estrella. Las comparaciones son odiosas, pero Julia Roberts dejó boquiabierto a medio mundo en "Pretty Woman" y Penélope Cruz sencillamente enamora en "La niña de tus ojos", la última película de Fernando Trueba.

Sabíamos que estaba para comérsela en "Jamón, jamón" y que apuntaba cosas interesantes en "Todo es mentira", "El amor perjudica seriamente la salud" y "Abre los ojos", entre otras, y que en "Belle Epoque" sorprendía hasta al mismo Trueba, pero es que haciendo de folclórica del cine español rodando en la UFA alemana lo borda, lo remata, lo tira, lo recoge y lo que le dé la gana.

.........................

Ya sabemos que se trajo un novio checo del rodaje y que Santiago Segura tendrá que esperar mejor ocasión, pero es que atonta a cualquiera. No sé como será en la vida real ni me importa (menos le importa a ella cómo soy yo), pero, siendo bajita, teniendo nariz para regalar y alguna cosa más que no se me ocurre, está preciosa, emocionante, en su Macarena, y todo por haberse convertido en un pedazo, en un meteorito, en un asteroide arrasalotodo de actriz. Me explico para siempre, de vieja, también será maravillosa en los papeles que encarne en la pantalla. Y es que, salvo imprevistos, hay cosas que no tienen marcha atrás, chavala.

Hombre, Fernando

Recobrado del pasmo, la película no me ha fascinado, pero está muy, muy bien. Hombre, Fernando, ya sé que los EEUU, aunque sea para hacer una, son los EEUU, pero hay que seguir diciéndole a la embajadora huelebraguetas que los españoles hacen españoladas, y españoladas de puta madre. A ver si no qué has hecho tú antes y qué hacían un tal Berlanga o Bardem, un suponer. Ya has colocado a Antonio, que parece buen chaval y bastante zorrete, o sea que déjate de "Two much" (que tampoco estaba mal, pero...), y danos caña.

En la película se cuentan dos historias: una es la del amor al cine, ya que se narran las peripecias de unos actores españoles en los históricos estudios alemanes de la UFA con homenaje final a "Casablanca"; la otra es la de la decencia, personificada en la humanidad de los españolitos haciéndose las alemanias en plena Guerra Civil, y la injusticia, la sufrida por los judíos o el padre preso de Macarena Granada, todo ello ambientado en la ridícula y salvaje sinrazón nazi.

Personalmente, se me ha hecho un poco larga, dura unas dos horas, posiblemente porque se cuentan muchas cosas y se ve que Trueba no quería prescindir de ninguna. El ritmo, sin embargo, se mantiene gracias a un guión poco conformista de Azcona, David Trueba, Carlos López y Manuel Angel Egea, muy trabajado, una puesta en escena como puede que no se haya visto en la reciente cinematografía española, una banda sonora bien ajustada y actores de carne, hueso y sangre a punto de levitar.

Más actores

Aparte de Penélope Cruz, todos los actores españoles están, si es posible, perfectos: Jorge Sanz, chulo fascista, idiota y torturado; Loles León, ordinaria y protectora; Neus Asensi, envidiosa y ninfómana a la fuerza; Santiago Segura, quién te ha visto y quién te ve; Rosa María Sardá, consciente, caústica, culta y beoda; Jesús Bonilla, haciendo de Bonilla lentejero, y productor ejecutivo made in Spain; y otro que va para grande y, la verdad, no parecía, un Antonio Resines que resume la tragedia de un país con hombres buenos, con defectos, cobardías y valentías, cada vez más sobrio y ahora ya un poco Bogart. La pareja de embajadores, Juan Luis Galiardo, con su vozarrón, y María Barranco, ¿de dónde saca su trémolo?, impagables en sus apariciones.

Y más actores. Desconocidos, salvo la impecable Anna Schygulla, para los espectadores de a pie como el que suscribe, del Goebbels cojo hasta el espanto, absolutamente asqueroso y convincente, al triste, orgulloso y afortunado zíngaro ruso, con mención especial y obligada para el traductor (ejerciendo magistralmente su labor alrededor del baile del Ministro de Propaganda nazi dispuesto a follarse como sea a nuestra Macarena Granada), con la expresión más genuina de "pringao" de los últimos cien años.

La película no es perfecta. Mejor dicho, nadie es perfecto.

.........................

Más información:

Penélope Cruz

Lolafims

.Macarena-Penélope, dos grandes actrices.

 

"Siendo bajita,

teniendo nariz

para regalar

y alguna cosa

más que no

se me ocurre,

está preciosa

y emocionante"

 

 

. Resines, ¿Bogart?

 

............

 Suscríbete

¡Es gratis!

............