.

 ......

Por Julián
Díaz
J. Díaz es redactor jefe de BITNIKS y periodista free-lance.

¿Quieres mandarle un e-mail?

Terror hidráulico
"The Haunting". Jan de Bont. EEUU. 1999.
(18-10-99)

¿Dónde reside el miedo? ¿Cuando nuestros antepasados eran atacados por una fiera, el miedo y su consiguinte descarga de adrenalina les ayudaba a sobrevivir o los paralizaba? Vale, muy interesante. Todo el mundo sabe que el miedo, como el sexo, es, fundamentalmente, cerebral. También sabemos que del terror a la risa hay una línea tenue que, si no es a propósito, conviene no cruzar. Pero hay algo peor que hacer reír cuando se quiere atemorizar: dar pena. "The Haunting" lo logra.

.........................

Jan de Bont hizo "Speed" y hay que reconocer que el montaje era frenético. No hay que reconocer más. Después hizo "Twister" y confirmó las peores expectativas y su gusto por el desastre, natural o inducido. Ahora llega con "The Haunting" (La Guarida) y un reparto de postín, encabezado por Lili Taylor, Liam Neeson y Catherine Zeta-Jones. La promoción de la película hablaba de la interacción de la casa con los actores mediante efectos no exclusivamente digitales, sino mecánicos, con elementos móviles, lo que convertía el plató, por primerísima vez, en una especie de tiovivo-balancín amenazante.

¿Y qué? En "La semilla del diablo" Polansky no necesitaba que ninguna estatua cobrara vida ni que las sábanas adoptaran formas fantasmales para guiarnos en el descubrimiento de algo tan terrible y cercano como la verdadera personalidad de dos simpáticos y talluditos vecinos de un bloque de apartamentos en Nueva York. Kubrick, por su parte, nos mostraba lo acojonante que podía ser un aséptico hotel deshabitado en "El resplandor". Aquí, como dice en la mejor línea de diálogo la guapa Catherine Zeta Jones, la casa es una mezcla del Xanadú de "Ciudadano Kane" y la mansión de los Adams.

Experimento fallido

La película intenta contar un experimento sobre el miedo llevado a cabo por un doctor de apellido Markaway encarnado por Neeson, que reúne mediante engaños a unos cobayas insomnes. Para ello se encierran en Hill House, una mansión mitad tenebrosa, mitad parque temático donde un hombre muy malo muy malo y muy rico muy rico, casado, por cierto, en segundas nupcias, jugaba al escondite con niñitos tiernos raptados de sus explotaciones mineras en el siglo XIX. La casa, claro, está viva, colea, y la cosa degenera como le gusta a de Bont, a gran velocidad.

Neeson no evita la cara de desconcierto durante toda la película, supongo que preguntándose cómo se le ha ocurrido aceptar tal papel. La vistosa Zeta-Jones (Theodora) luce el palmito enlutada, le falta el látigo, de estricta gobernanta bisexual y no llega a meter mano, lo que podía haber dado cierto morbo, a la compungida heroína Taylor-Eleanor. Ésta demuestra que se puede tener dignidad de actriz incluso ante un guión tan malo, tendente más a lo ridículo que a lo puramente demencial, firmado por David Self -a cada cual, lo suyo- sobre la novela de Shirley Jackson.

¿Punto de vista? No hay. Sí hay un guarda patán en el papel más imbécil de la carrera de Bruce Dern, un ama de llaves part-time antes del anochecer inspirada en "Rebeca", pero deudora de la del "Jovencito Frankenstein", una ayudante que se lesiona y otro tipo que desaparecen al principio porque no pintan nada y un tal Luke (Owen Wilson) que, desde el primer momento, más que intuir su muerte, deseas que ésta le llegue pronto. Y seguro que se han dejado un montón de pasta. Tan seguro como que si Roger Corman, especialista de éste y otros géneros, aquél que, según su autobiografía, hizo cien películas en Hollywood y nunca perdió un céntimo, supiera lo que se han podido dejar en mecanismos hidráulicos y pago a los actores, fijo que sí se muere del susto.

.........................

Más información:

Si quieres opinar sobre la película, envía un e-mail con el título "¡Qué horror!".

The Haunting

.Catherine, antes del susto.

 

 

"La casa, claro,

está viva, colea,

y la cosa

degenera como

le gusta a de Bont,

a toda velocidad"

 

 

.Neeson, estupefacto.

 

............

 Suscríbete

¡Es gratis!

............