.

 ......

CALLE 22

Articulo cedido por la revista Colombiana
Calle 22.com
 

El decapitador: una película con cabeza
Sleepy Hollow. Tim Burton. EEUU. 1999

Temido, elogiado o menospreciado, Tim Burton ha sido uno de los pocos cineastas que ha conseguido una estética original en Hollywood durante la última década. Ahora regresa con una versión del clásico cuento sobre el jinete que decapita a sus víctimas.

Por Chucky García (27-1-00)

.........................

En la vida de Tim Burton los muertos han reemplazado a las chicas que no cortejó por un temor que lo acompañó desde muy joven. El director norteamericano ha declarado a la prensa de su país que aún se mantiene inmerso en el cine de terror de las décadas 50 y 70 porque lo lleva de regreso a una adolescencia en la que la totalidad de sus fantasías eróticas se desarrollaban en desolados paisajes fúnebres.

Tres años después de Mars Attacks (Marcianos al ataque,1996), Burton, de 41 años, regresa a las salas con "Sleepy Hollow", versión cinematográfica del relato de Washington Irving donde un jinete sin cabeza decapita humanos para exorcizar su desgracia.

Cadáveres ambulantes, marcianos, asesinos de Navidad, insectos viajeros y hombres murciélago han confabulado para hacer de Burton uno de los directores más visionarios del cine de los 90. Renovador del género de animación, Burton no ha salido de Hollywood y en sus producciones derrocha tanto dinero como cualquier James Cameron, con la diferencia de que no ha logrado convertirse en un éxito de taquilla.

Trayectoria inquietante

Para llegar a "Sleepy Hollow", donde trabaja de nuevo con el actor Johnny Deep, protagonista de otros filmes suyos como "Edward scissorhands" (1990) y "Ed Wood" (1994), Tim Burton desechó primero la idea de realizar una versión del ya jubilado "Supermán", y luego la de rehacer la historia de "El hombre con rayos X en los ojos". Posteriormente rodó en Londres con un guión de Andrew Kevin Walker (Seven) y Tom Stoppard, y presentó el producto final en noviembre, ante la expectativa de unos críticos que temieron por sus vidas.

Cuando "Mars Attacks" fue estrenada en el seno de la industria cinematográfica de Hollywood, pocos, quizás ninguno de ellos, soportaron las dos horas durante las cuales cientos de asquerosos y verdes marcianos destruyeron a sus anchas un costoso casting encabezado por Jack Nicholson y Michael J. Fox.

Suculenta y descriptiva venganza sobre el cine comercial de ficción, el apego de Tim Burton por los alienígenas produjo gastritis entre la mayoría de los peritos cinematográficos de los Estados Unidos. Su irreverente copia de "Día de la Independencia", por supuesto, pronto salió de circulación.

Pero, a pesar de que en aquella época la crítica no le perdonó la decapitación del varonil Pierce Brosnan (James Bond), las ejecuciones de "Sleepy Hollow"<van a tener éxito en las taquillas>, según predicen ya algunos críticos y medios como CNN.

Elogios

La edición de diciembre del semanario norteamericano Newsweek publicó un elogioso artículo sobre el nuevo filme de Burton bajo el título de "El jinete sin cabeza cabalga de nuevo", y su autor, Jeff Giles, dejó en claro desde el primer párrafo que el logro mismo de su estética eclipsa cualquier bostezo que pueda producir el guión de Kevin Walker: "Sleepy Hollow tiene que ser la más bella, suntuosa y pintoresca película que se haya hecho sobre decapitaciones múltiples", escribe Giles. "El director puede hacer lucir cualquier cosa bella: la selección de las flores, la exhumación de ataúdes y hasta la constante serie de cabezas que salen rodando hacia uno a través de las hojas".

La película transcurre a finales del siglo XVIII y su protagonista es Ichabod Crane (Depp), un policía de Nueva York adepto a las innovaciones tecnológicas, que por castigo es enviado a la población de Sleepy Hollow a seguir los pasos del decapitador fantasma. Su cabeza tendrá en la bella Katrina Van Tassel (Christina Ricci) un argumento para rodar por el suelo, mientras que otras instancias del filme son alimentadas por los relatos de los pobladores de la región.

Una mirada gótica a un clásico de terror de los Estados Unidos que, diga lo que diga la crítica, no cambiará los planes de quienes le han seguido desde "Beetlejuice" (1988) o "Batman" (1989) hasta "Ed Wood" o "Mars Attacks". Tim Burton no será nunca el americano que más chicas conquistó, pero sí uno de los realizadores más fecundos de la industria de su país.

.........................

. El jinete sin cabeza.

 

 

"Burton no ha

salido de Hollywood

y en sus producciones

derrocha tanto dinero

como cualquier

James Cameron"

 

 

 

.Johnny Depp.

............

 

 

 

 Suscríbete

¡Es gratis!

............