.

 ......

Artículo cedido por la comunidad virtual
Calle 22.com
 

Verdugo o redentor
Amor y odio están ligados al nombre de Pedro Almodóvar. El termómetro de las apuestas por si recibirá un Oscar está que estalla.

No existe un solo Pedro Almodóvar. Su cine no genera en el público lecturas intermedias o de aguas tibias. Es una obra que suscita opiniones encontradas y que lo muestran como un director particularmente ambiguo.

Por Chucky García (23-3-00)

.........................
 

"Todo sobre mi madre" (1998-1999), el filme que lo llevó a una segunda nominación a los premios Oscar, lo demuestra. Es un paradigma detallado y completo de sus dos primeras décadas en el cine, marcadas por su especial interés hacia el mundo femenino y su apuesta por historias melodramáticas y estéticas abarrotadas.

Su cine resulta cada vez más controvertido, no cabe duda. En la actualidad, también ha sido nominado a tres premios BAFTA (Academia Británica de las Artes del Cine y la Televisión) en los apartados de Mejor director, Mejor guión y Mejor película extranjera, mientras que una encuesta "no científica" realizada entre cerca de 13.000 personas por El País Digital de España reveló que el 63% no cree que "Todo sobre mi madre" gane el Oscar a Mejor película extranjera.

Almodóvar en positivo

Teniendo en cuenta que esta misma película ha conseguido en el último año un Globo de Oro y un César a Mejor película, y un Goya a Mejor director, Calle22 ha resumido en dos facetas los conceptos que giran en torno a su filmografía. Almodóvar ha transitado entre la fantasía extrema y la cotidianidad. Ha logrado un estilo auténtico y respetado, masivo por su carácter folletinesco y su relación con el día a día. El suyo es un cine impensable sin las mujeres.

Ellas han sido el motor de su cinematografía y ha recreado su mundo de manera inteligente y sensible. Las ha dejado hablar, les ha permitido mostrarse sin pudor, con soltura y en medio de sus contradicciones. El director, también, ha creado un cine con una personalidad definida. Urbano, truculento, rico en elementos visuales y narrativos. Basado en la hipérbole, en lo cursi y en lo grotesco, Almodóvar inventó su propio universo.

Para el periodista español Alex Lamikiz, director del diario de cibercultura Bitniks.es, su ascenso se debe a la fidelidad a su formato. "Siendo fiel a sí mismo", asegura Lamikiz, "Almodóvar ha conseguido llegar lejos. Hay que tener en cuenta que el stablishment cinematográfico español nunca lo ha apoyado", agrega, "y que sus películas (hasta antes de Todo sobre mi madre) han sido sistemáticamente descartadas en los Goya (los Oscares españoles)". Con él, lo melodramático tuvo de nuevo un lugar importante en el cine.

Almodóvar en negativo

El cine de Pedro Almodóvar no puede mirarse de un solo tajo ni tomarlo con la alegría que pretende, muchas veces de manera artificial, el director. Algunas de sus historias son melodramas irregulares que mezclan lo cotidiano con lo inverosímil, dando como resultado atmósferas increíbles, agobiantes y difíciles de digerir. Sus argumentos se construyen con base en personajes que viven una modernidad exageradamente conflictiva, atiborrada de obstáculos, penas, estigmas y desafíos, como si se tratara de una fórmula deliberadamente impuesta para ser provocadora.

En "Todo sobre mi madre", por ejemplo, el director hace que la protagonista, entre otras circunstancias, tenga que enfrentarse a la trágica desaparición de su hijo, a la aparición de un antiguo compañero suyo que ahora es un travesti que agoniza de Sida y, como si fuera poco, a la muerte de una amiga, también amante del ahora travesti, que pierde la vida y deja un huérfano. Filmes como "Tacones lejanos" (1991) y "Carne trémula" (1997) demostraron que la "cinematografía almodovariana" abusa del formato telenovelesco, al punto de hacer sentir al espectador frente a un gran televisor y en medio de un culebrón típico.

Lo que los críticos españoles denominan como la "imaginería almodovariana" no siempre es digna de la atención especial que le profesan los medios, sobre todo los no españoles. La lucha contra el destino que emprenden sus personajes se repite una y otra vez mientras se diluye el carácter revelador y local en sus filmes.

. Pedro Almodóvar

 

 

"El director,

también, ha

creado un

cine con una

personalidad

definida"

 

 

 

.¿Ganará Almodóvar el "Oscar"?

............

 

 

 

 Suscríbete

¡Es gratis!

............