Por Nahia del Valle

Nahia del Valle es abogado y miembro del consejo editorial de Bitniks

¿Quieres mandarle un e-mail ?
Página II

Un parque como escenario

La idea se le ocurrió paseando y observando a los transeúntes en el parque, y explica que le llamó la atención las relaciones que se establecen entre las personas en un sitio tan especial como es el parque. Gente que en otro lugar ni se dirigirían la palabra, por el simple hecho de que coinciden en un parque, pasean al perro o simplemente pasan por allí, se entablan entre ellos relaciones muy particulares.

Y todo ello con un parque como escenario: "Me pareció un reto contar una historia sin salir de allí, y que todo ocurriera durante siete días. La historia la situé a las mañanas, la gente que pasa por el parque a esas horas son personas con una vida que me interesaba", añade.


Todos los personajes de la película viven de día: "Lo rodé así porque la historia lo requería; el parque es un espacio muy vivo; no tiene nada que ver el parque de las siete de la mañana con el de las siete de la tarde o con el las cuatro de la madrugada. Pero en la película, los personajes no sólo están relacionados con el lugar, sino también con las horas en que trabajan, pasean, se relacionan y viven", explica Toni.


Resultado fascinante


Todos los personajes de la película están extraordinariamente caracterizados, algo que interesa especialmente al cineasta que comenta que los personajes deben ser reconocibles para conseguir que el espectador se interese por ellos. "En esta película, detrás de la aparente "normalidad" de cada uno hay una "anormalidad", y a su vez, todos son distintos entre sí". Toni Abad ha escrito la historia con una postura de respeto por sus personajes, sin posicionarse sobre ellos ni caer en juicios de valor. A este respecto, Toni nos explica: "De los personajes de la congregación me preocupaba que el que no se queda con la chica resultase un pardillo; no quise que el espectador lo viera como a un tonto, hubiera sido muy fácil dejarlo en mal lugar; preferí hacerlo entrañable".



En cuanto a la dirección de actores, Toni confiesa que le ha resultado fascinante: "Me ha encantado, me lo he pasado muy bien. Yo quería que fuera un rodaje distendido, y creo que tanto el equipo técnico como los actores se han divertido haciéndola, es algo que luego se nota".



Espacios distintos


Toni Abad no cree -como algunos opinan- que en su película haya siete historias principales , planteadas de una forma deliberada: "Eso es un poco casual" -dice- cuando le comentamos que se le ha relacionado con el Robert Altman de "Vidas cruzadas": "Yo no quise encorsetarme a priori a que el guión tuviera la obligatoriedad de que las historias se cruzasen; hay historias que se cruzan, pero no de una manera preestablecida".



Algunos grandes actores han comentado que "Lo mejor de cada casa" tiene toques del cine de Fellini y también del cine iraní. Toni confiesa que le encanta Woody Allen, Atom Egoyan y Eric Rohmer: "Su cine es pura magia", opina. En cuanto a los directores españoles, se queda con Julio Medem: "Medem asume riesgos increíbles; yo valoro su interés por hacer algo distinto, sobre todo ahora, que no veo demasiados riesgos en el cine español en general".


Arriesgado e intenso es este primer largometraje del cineasta bilbaíno, que él mismo recomienda a los lectores de Bitniks como una película diferente. "La he hecho como yo quería y creo que va a sorprender al espectador, en el sentido de que va a aprender algo de la gente y de la vida".


Se le ve satisfecho, y no es para menos.
 


[ Todos los personajes de la película están extraordinariamente caracterizados. ]