Por Roberto Aguirrezabala

Roberto Aguirrezabala es Director creativo ejecutivo de Adclick y ha realizado diversos proyectos de net.art

¿Quieres mandarle un e-mail?

Free stage: Humor y autoreferencialidad
El escritorio como escenario de la intervención
18-04-00

¿Alguna vez has fantaseado con disfrutar del sexo por Internet? Y no me refiero a mantener una conversación erótica en un chat o ver unas cuantas fotos un poco salidas de tono. Ahora hay algo más… Puedes iniciarte en el cibersexo con "The ultimate remote sex solution", de Alexei Shulgin. Y olvídate del sexo virtual, esto es muy físico. Es real. Una herramienta perfecta para la comunicación sexual con tu pareja, que según se indica en el web promocional, proporciona una experiencia totalmente realista y satisfactoria. Un hardware que formará parte imprescindible de tus momentos de ocio.

¿Se transformará nuestra CPU en una representación cyborg de nosotros mismos?

Alexei Shulgin es el precursor del Form art, un planteamiento artístico que utiliza estructuras de formularios html. Shulgin renuncia al contenido y genera piezas sirviéndose exclusivamente del lenguaje de Internet, indagando en su forma y su estética. Estas cláusulas específicas de código funcionan como medio de expresión para la creación del interface. En otro sentido, y de este mismo autor, encontramos "This Morning". Una pieza que evoca la sinceridad y espontaneidad adolescente de un sentimiento repentino por expresarse a gritos. Una ventana se acelera progresivamente y muestra frases en primera persona que reivindican la propia libertad y necesidad de existir y actuar. Well I woke up this morning and realised that.

Un tanto kitsch

En una línea de comprensión narrativa intencionadamente caótica nos encontramos con Absurd, un imprescindible proyecto que interviene directamente sobre el interface y la autoreferencialidad. Como su propio dominio indica, no esperes encontrar una coherencia formal de contenidos. El humor y descaro de su tono narrativo y la agresividad de sus gráficos hace de la navegación una experiencia única. En ciertos momentos un tanto kitsch, a veces naif, para después volverse más publicitario…

"On Kawara" es una pequeña travesura disléxica que juega con la percepción confusa de un teclado de ordenador convencional. Al pasar el ratón sobre las teclas, éstas cambian y reconstruyen la frase oculta: "La lectura como acto productivo". Es una de las últimas piezas de La Société Anonyme, grupo de composición variable de artistas y teóricos.


Saltos aleatorios

A medida que el lenguaje de la red se hace más sofisticado el contenido de la ventana pierde significativamente valor para reforzar su forma, su dimensión y su relación con el escritorio del ordenador. La ventana ya no es un mero contenedor de información, sino el actor y sujeto de la intervención creativa. En este sentido, y bajo estos mismos parámetros estéticos, Adclick ha realizado recientemente "Sígueme", una pequeña pieza que sirve de previo-aviso para anunciar el nuevo interface 2.0.

Tras la sorpresa de ver desaparecer tu navegador de repente, entra en escena una ventana que espera impaciente las reacciones del usuario. Al intentar cazarla huye por todo el escritorio con saltos aleatorios. Se establece entonces un dialogo entre el usuario y la ventana, donde aparecen secuencias de frases que te provocan seguir su rastro.


Rozando lo absurdo

Y para terminar, te invito a conocer la primera mosca con vida on-line, "Z". Es una pieza de Antoni Abad. El insecto recorre el stage del ordenador de forma aleatoria escapando a la interactividad del usuario que lucha inútilmente por atraparlo. Cada vez que el cursor se acerca, la mosca salta a otro lugar para continuar con su propio ensimismamiento. La persecución resulta tremendamente agotadora, rozando lo absurdo y lo humorístico. En palabras del propio Antoni, el objetivo de este proyecto no es comunicar, sino provocar una reflexión sobre las restricciones con las que se convive en los medios de masa. Es la historia de una imposibilidad. La imposibilidad de atrapar el medio y sus elementos.

¿Es la interactividad un planteamiento que se adapta adecuadamente a nuestra comprensión narrativa?




[ A medida que el lenguaje de la red se hace más sofisticado el contenido de la ventana pierde valor para reforzar su forma, su dimensión y su relación con el escritorio del ordenador ]