Por Alfons Cornella

A.C. es profesor de ESADE y responsable de Extra-net!

¿Quieres mandarle un e-mail ?
Gnutella
un programita impresionante para intercambiar ficheros
25-09-00

Ya hemos hablado de Napster, un software que permite compartir archivos en MP3 a miles de personas en todo el mundo. Decíamos que lo interesante del producto era que nos hacía pensar en un futuro en el que la información no estuviera "en el centro" de la Red, sino distribuida por la "periferia". Napster quizás nos está indicando el inicio de la era del PC que es a la vez cliente y servidor.

En estos últimos días he recibido varios mensajes, y he encontrado varios documentos, que confirman esta tendencia...

Grandes servidores

El mejor artículo, que recomiendo fervientemente, lleva por título "e-power to the people", y fue publicado en el Washington Post (18/05/00). En él se explica la historia de un programita impresionante, Gnutella nacido en el espacio "Nullsoft" de America Online, y que se ha ido esparciendo como un virus (bueno, eso si) por la Red. Gnutella permite a los usuarios conectarse entre ellos saltándose en buena manera los grandes servidores, e intercambiar cualquier tipo de fichero.

Dicho de otra manera, Gnutella permite la creación de "mercados directos de consumidores", sin la presencia de un servicio central que vehícule sus ficheros... y, por tanto, no hay forma de controlar los intercambios de contenidos... algo que a la industria del copyright seguramente no le va a gustar.

Con Gnutella, cualquiera puede convertirse en proveedor de contenidos... cualquier puede crear un "mercado"... O sea, "e-power to the people"...

Ah, y el creador de ese programa, Justin Frankel, tiene sólo 21 años...

Pago directo

Sobre esta "Internet anárquica" (que otra cosa podía ser algo que se pensó así?), es recomendable también el artículo en C/NET. Para completar el escenario, sólo nos falta una forma de pago directo entre individuos (por ejemplo, mediante monederos electrónicos)... para que florezcan mercados en los que no aparezcan empresas... Podemos imaginarnos qué puede representar todo ello, en términos de transformación de las estructuras de empleo, fiscalidad, etc?

Es lo que tiene de fascinante Internet: un pequeño programita puede cambiar, al menos en principio, estructuras económicas muy bien establecidas...Como se dice en el artículo mencionado, en un planeta de gigantes (AOL, Amazon, Yahoo, etc), Gnutella es una especie rara... quizás le corresponde el papel de los mamíferos en un entorno de grandes reptiles...

Y es una especie que se reproduce rápidamente... Un buen ejemplo de ello es otro programita con futuro, FreeNet, cuyos principios y funcionalidades están muy bien explicados en esta dirección (aunque uno tenga que invertir su tiempo para entenderlo del todo). Aunque la posibilidad de que la gente se intercambie directamente ficheros se puede también convertir en una nueva, y peligrosa, forma de trasmitir virus informáticos....

Pero eso es otra historia...


[ Lo fascinante de Internet es que un programita puede cambiar, al menos en principio, estructuras económicas muy bien establecidas.]