Por Alfons Cornella

A.C. es profesor de ESADE y responsable de Infonomía

¿Quieres mandarle un e-mail ?
Página II

La pregunta que creo que se hace Mandel, y con él muchas otras personas, es si la crisis de las bolsas de valores tecnológicos que hemos ido experimentando este año, consecuencia de que los inversores "quieren beneficios ya...", va a poner también nervioso al capital riesgo, y si, como consecuencia, va a "cerrar el grifo" a los innovadores y emprendedores.

Capital riesgo

Es evidente que muchas iniciativas punto-com nunca tendrán éxito. Pero también es cierto que ese es justamente el juego de la "explosión cámbrica": sólo con un exceso de experimentos podemos asegurar el nacimiento de especies que después tengan alguna posibilidad de sobrevivir.

Lo lamentable sería que la inversión de capital riesgo no se diera cuenta de su rol de "nutriente" en esta nueva economía, y cayera en la búsqueda de la rentabilidad fácil. Por cierto, sobre este tema, o sea, sobre cual debe ser la actitud de una "buena" empresa de capital riesgo, resulta muy recomendable la entrevista con Vinod Khosla (co-fundador de Sun, y ahora directivo en una de las empresas de capital riesgo más famosas del Silicon Valley, Kleiner Perkins Caufield y Byers, publicada en el número de Julio-Agosto de 2000 de la Harvard Business Review.

En su opinión, en este campo del capital riesgo hay ahora demasiados buscadores de rentabilidad rápida. En sus palabras: "cuando empresas como Intel, Oracle, Apple o Sun empezaron, no se trataba de (ganar) dinero. Se trataba de pasión, visión, y de un deseo de crear algo nuevo que tuviera un impacto permanente en la gente y la economía".

En fin, que toda esta velocidad de innovación depende, como siempre, de capacidad de financiación.

Nada nuevo bajo el Sol.



[ Lo lamentable sería que la inversión de capital riesgo no se diera cuenta de su rol de "nutriente" en esta nueva economía, y cayera en la búsqueda de la rentabilidad fácil.]