Por Alfons Cornella

A.C. es profesor de ESADE y responsable de Infonomía

¿Quieres mandarle un e-mail ?

Educación,
creación de riqueza
20-03-01

Si el conocimiento es riqueza, la educación es generación de activos. Hoy proponemos diez reflexiones sobre el futuro de la educación. En una era en la que la innovación es esencial, debemos permitir experimentar a quién genera el principal activo del futuro: personas educadas.

Tuve la ocasión de intervenir en un Foro sobre tecnologías y educación en la universidad. Y también estuve en la presentación de un juego interactivo dirigido a los escolares de 8 a 14 años españoles, los Detecticao, en el que participarán más de 1000 escuelas y unos 30000 niños.

Algunas reflexiones sobre el futuro de la educación

1) El conocimiento es riqueza: las empresas entienden ya que disponer de ideas diferenciales (de conocimiento puro y aplicado) es la clave de la supervivencia y la competitividad. Por ello, estarán cada vez más receptivos a establecer "puentes" con aquellos que disponen de conocimiento (por ejemplo, con la universidad). El 87% de las grandes universidades norteamericanas (aquellas con más de 10.000 alumnos) ya ofrecen cursos a distancia. Pero, más allá, será preciso establecer un "mercado del conocimiento", en el sentido puro de la palabra "mercado", osea, un lugar donde oferta (universidad) y demanda (empresas) puedan "encontrarse mutuamente", y no simplemente un lugar donde quien tiene el dinero fuerce a quien no lo tiene a aceptar investigar sobre lo que se le propone.

2) La educación es negocio: lo queramos o no, si el conocimiento es riqueza para las empresas, la educación adopta una importancia económica sustancial que el propio sector productivo querrá aprovechar. Se estima, por ejemplo, que el mercado de la formación para empresas será en el 2003 de unos 20000 millones de dólares (véase al respecto el interesante artículo "The virtual classroom versus the real one", publicado en Forbes,). Se estima también que el coste para una empresa de la formación, cuando se realiza online, es del 50 al 90% inferior a cuando se realiza offline (presencial).

3) Una nueva alfabetización: uno de los objetivos fundamentales de la "nueva" educación debería ser formar a las personas en la cultura de la información. Se debería enseñar dónde está la información de calidad (véase), cómo buscar inteligentemente en ellas, cómo ser crítico con la información conseguida (qué podemos creernos y qué no), etc.

4) El conocimiento tácito, presencial: dadas las inmensas posibilidades en cuanto a acceso de información en la Red, quizás la formación presencial debería derivar hacia no "dar materia" sino hacia aportar la visión crítica, la experiencia concreta, de quién dirige el proceso formativo. La idea es que los alumnos trabajen de forma crítica sobre distintas versiones de las cosas (conocimiento explicitado en documentos, y accesible en la Red), y acudan a las clases presenciales a "disfrutar" de la aportación tácita (la experiencia inexplicitable) del "maestro" (en toda su acepción superlativa).

5) Nuevas herramientas: aparte de nuevos espacios donde la información de calidad está organizada, la informática y las telecomunicaciones van haciendo posible nuevos tipos de experiencia educativa. La videoconferencia ya no es una entelequia (he tenido ocasión de probarlo...), se pueden preparar materiales para experiencias educativas muy estimulantes gracias al Web. Ya existen propuestas para transmitir olores por la Red (Aromajets.com o DigiScents.com), incluso para transmitir cierta sensación de tacto (Immersion.com).

Se diseñan juguetes "tecnológicos" que permiten aprender a usar las máquinas. Hay que desarrollar también herramientas para hacer mucho más fácil la elaboración de material para educación y formación online, véase, en este sentido, las propuestas de SmartForce y DigitalThink.

Siguente página >>



[ Una nueva alfabetización: uno de los objetivos fundamentales de la "nueva" educación debería ser formar a las personas en la cultura de la información. Se debería enseñar dónde está la información de calidad.]