Por Vidal Berruga Lloret

V. Berruga es presidente del Grupo Albertina de Comunicacion y de Taboo Ediciones.

¿Quieres mandarle un e-mail ?
Página II

Desarrollos y proyectos que van tan deprisa que adelantan a sus clientes potenciales y los dejan de lado. El cliente los ve pasar como una flecha, no está preparado para asumir esa velocidad, le superan y, finalmente, les ve alejarse sin demasiado interés y con cierta actitud displicente.

Marcas relevantes

Es un mercado nuevo y por lo tanto hay que inventarlo cada día, pero desde luego debe aplicarse el cuento y no olvidar lo fundamental en cualquier negocio: se está hablando de oferta y de demanda, de rentabilidad de la inversión, de 'target' específico, de capacidad de compra, de consumo, de satisfacción de necesidades, de crear marcas relevantes en la mente del consumidor, de marketing, economía y finanzas, y de que los negocios basados en el propio medio Internet son escasos y que lo importante no es ni más ni menos que el cliente con el que este soporte permite conectar 'one to one' y que por lo tanto, debe hacerse llegar un mensaje que al cliente potencial le interese, más que dedicarse a su formación y manipulación, creando complejos sistemas que no le importan lo más mínimo.

Una corta historia que aclara la idea.


Dos muchachos pasean por un parque nacional. Se encuentran con un oso a punto de atacarlos. Uno de ellos sugiere comenzar a correr. El otro comienza tranquilamente a ajustarse sus zapatillas. El primero le pregunta extrañado:


- ¿No pensarás que correrás más rápido que el oso, verdad? El otro le contesta muy tranquilo:

- No. No es necesario. Lo único que tengo que hacer es correr más rápido que tú.

La aparición del medio Internet ha provocado una verdadera carrera alocada en el ámbito empresarial, con poca o ninguna preparación previa, sin pensar en el modo de obtener beneficios claros y de modo sencillo y natural sobre las inversiones realizadas. En lugar de competir contra el competidor natural y de siempre, se han hecho modelos contra el oso. Como suele decirse: "se ha intentado vender la piel del oso antes de cazarlo".

Modelos que ahora provocan una sensación de fracaso exagerado del sector, y que son únicamente consecuencia de unos enfoques y modelos dotados de sistemas con una aceleración desmedida y sin control.



[ La aparición del medio Internet ha provocado una verdadera carrera alocada en el ámbito empresarial, con poca o ninguna preparación previa, sin pensar en el modo de obtener beneficios claros y de modo sencillo y natural sobre las inversiones realizadas.]