Por Koldo Iturriagagoitia

K.I. es periodista, y desarrolla desde 1998 una tesis doctoral cuyo tema son "Los hackers".

¿Quieres mandarle un e-mail ?
No todo vale en la guerra...
o por lo menos no debería valer todo
21-03-01

Cuando estamos ya en pleno siglo XXI algo deberíamos haber aprendido de los muchos y variados errores que hemos cometido a lo largo de la historia. Y sin duda uno de los más grandes es la guerra. Y es que a pesar de que miles de personas se incorporan diariamente a Internet (el 99% del primer y segundo mundo, of course) muy pocos son los que se percatan siquiera de que existe una guerra sucia, egoísta y con grandes diferencias entre los contendientes.

Dos formas muy distintas de ver la Red que luchan a muerte. Y del resultado de esta guerra secreta tendremos :

A) una Internet limpia, a medida de cada usuario, con cada cosa en su sitio, muy aseptica, con la emoción muy diseñada previamente y la creatividad justa de los equipos de marketing y publicidad de las empresas que controlarán y utilizarán en su beneficio las comunicaciones, junto con los gobiernos, siempre buscando el beneficio del ciudadano y de la Sociedad.

B) una Red siempre sorprendente, más segura desde todos los puntos de vista pero con mucho más esfuerzo por parte de las empresas que quieran participar de ella, excitante y con una creatividad desbordante y tan variada como variados somos los humanos.

Dos paisajes muy distintos que podemos ver desde nuestro barco: una urbanización con todos los servicios para que los de las zonas ricas de planeta disfrutemos (siempre pagando) y un sendero desconocido a las tierras vírgenes de Montana (esto último es influencia de las películas del Oeste en mi niñez, en fín).

La partida ha comenzado hace tiempo y los nuevos internautas no están preparados para ello. Una vez más son las 'víctimas civiles'. Hace unos días, un creador de Virus ruso me comentaba que muchos gobiernos cuentan ya con equipos de guerra informática, con diseñadores de virus y hackers negros, igual que tienen equipos de guerra biológica, y el que suponga que estos gobiernos se van a quedar atrás a la hora de tener controlada la Red, se va a llevar una sorpresa.

Enorme leyenda negra


Y esta sorpresa se va palpando día a día, como cuando una comisión de la Eurocámara
confirma la existencia del sistema de escucha Echelon (interviniendo teléfonos, faxes, ...), manifestando a su vez que otros sistemas de escuchas pueden estar funcionando actualmente.

Y si por una parte tenemos al grupo de los Grandes, por la otra parte tenemos una guerrilla no demasiado coordinada, con muchos grupos pequeños que trabajan por su cuenta, sin apoyo publicitario y con una enorme leyenda negra a sus espaldas gracias al impecable trabajo de lamers con exceso de testosterona y deficiencias neuronales junto a la falta de información por gran parte de los grandes medios.

Como en toda guerra que se precie, no todo es blanco y negro. Y una ejemplo son los hackers que aunque todos sepamos que windows es inestable y con muchos agujeros de seguridad, no se ha de continuar metiendo el dedo en la llaga atacando a servidores en los que el administrador se ha olvidado de corregir bugs con el correspondiente fallo. Más que un fallo del sistema es un fallo humano.

Y aunque son tan malos malosos, grupos de hackers siguen dando a conocer fallos en páginas potencialmente tan sensibles como el Senado español (ver último número de SET, (es interesante consultar la página, la revista de este grupo hacker puntero en el estado español), acceden a bases de datos de Spanair, levandose 60 megas de información sobre embarques, clientes y pagos, o la Terra, perteneciente a la todopoderosa Telefónica, o en el servidor de correo gratuito Latinmail, dejando con las posaderas al aire a 27,4 millones de Españoles y Americanos.


[ Y aunque son tan malos malosos, grupos de hackers siguen dando a conocer fallos en páginas potencialmente tan sensibles como el Senado español, acceden a bases de datos de Spanair, o de Terra.]