Por Iñaki Arzoz y Andoni Alonso

Son licenciados en Bellas Artes y doctor en Filosofìa, respectivamente, por la Universidad del País Vasco.

¿Quieres mandarle un e-mail a Iñaki?

¿Quieres mandarle un e-mail a Andoni?
Derrick de Kerckhove
Profeta de la cibercultura
03-04-01

Todo cambio tecnológico importante supone un terremoto para la cultura que lo provoca o que lo recibe. De ahí la necesidad de analistas lúcidos que sean capaces de interpretar en clave del cambio tecnológico los aspectos más cotidianos de nuestra vida. Y el protagonista de nuestra columna es precisamente uno de los más estimulantes del momento.

A medio camino entre el gurú mediático y el intelectual humanista y reflexivo, si hay algo que lo caracteriza es la capacidad que tiene para provocar una mirada diferente sobre nuestra sociedad y nuestra cultura a la luz de las nuevas tecnologías de la información.

Derrick de Kerckhove. Nacido en Canadá, comenzó su vida intelectual colaborando con un hombre mítico en el análisis de los mass-media: Marshall McLuhan. McLuhan acuñó muchos de los célebres "slogans" de la cultura mass-mediática que alcanza precisamente su momentum en los años sesenta, tales como "la aldea global", "el medio es el mensaje"( o el "masaje"), "medios fríos y calientes".

Curiosamente, McLuhan conoció un eclipse en su estima intelectual durante los años sesenta. Sin embargo, la era de Internet lo ha rescatado de un semiolvido, pues su tesis sobre la tecnología como extensión del cuerpo humano y el papel de la cultura alfabética alcanza una nueva reactualización en la era de Internet.

En gran medida este rescate se debe al trabajo continuado de Kerckhove, quien al frente del McLuhan Institute, retomando las ideas de su maestro, las ha expandido en el contexto de la nueva era de la información. Curiosamente ambos comenzaron su formación en la literatura: McLuhan era filólogo de formación y crítico literario mientras que Kerckhove se licenció en literatura francesa doctorándose posteriormente en sociología del arte.

Campo de investigación

Este dato es importante porque podemos vislumbrar una corriente de análisis tecnológico realizado desde las humanidades, prestando especial atención a la escritura y la cultura del libro. Y como discípulo aventajado, Kerckhove extiende el análisis de los medios tradicionales como el televisor, a los digitales, estableciendo paralelismos y diferencias, transiciones y retroalimentaciones, por lo que su campo de investigación es de gran riqueza.

Understanding Media (Unesco, 1984) y La civilisation video-chrétienne (Retz, 1990) son estudios sobre los medios de masas tradicionales mientras que La Piel de la Cultura (Gedisa, 1998) e Inteligencias en conexión (Gedisa, 1999) analizan ya las nuevas tecnologías
de la información.


En La Piel de la cultura Kerckhove señala la aparición de toda una nueva forma de entender la cultura debido a la emergencia de estos nuevos medios, donde se muestra como un ameno, divertido y estimulante divulgador de la los modos de la emergente cibercultura. Al mismo tiempo, esos nuevos medios se superponen a los antiguos, como la televisión, el teléfono y el fax, que siguen ocupando todavía un papel central en nuestra vida cotidiana.

Su definición de qué es la cibercultura tiene realmente una gracia provocativa: "la cibecultura es la multiplicación de la masa por la velocidad", añadiendo la que para él es su característica más importante: la profundidad. La tecnología de la información nos permite pasar de dos dimensiones -propias de la escritura- a tres, como en la realidad virtual, al tiempo que nos permite penetrar en los niveles microscópicos.

A la vez, la cibercultura encuentra su ecosistema en la globalización que ella misma genera. En este libro merece la pena especialmente su análisis de la escritura, su relación con los hemisferios cerebrales y su codificación en un espacio y en un tiempo lineales, que a su vez tiene repercusiones neuronales. Según Kerckhove, los nuevos medios luchan precisamente contra esa linealidad y es necesario aprender a pensar, cambiando nuestra 'configuración neuronal', en torno a una modalidad "hipertextual".

Siguente página >>


[ Su definición de qué es la cibercultura tiene realmente una gracia provocativa: "la cibecultura es la multiplicación de la masa por la velocidad".]