Por Iñaki Arzoz y Andoni Alonso

Son licenciados en Bellas Artes y doctor en Filosofìa, respectivamente, por la Universidad del País Vasco.

¿Quieres mandarle un e-mail a Iñaki?

¿Quieres mandarle un e-mail a Andoni?

Bruce Sterling
la ciencia ficción cibercultural
16-05-01

Entre las personalidades que en este momento están creando la cibercultura contemporánea hay algunos que sin alcanzar el estrellato, han sido claves para definirla. Personalidades que han sabido combinar sus cualidades imaginativas y la reflexión crítica para generar ingredientes indispensables de la cibercultura como son la libertad creativa y las actitudes independientes. El caso que nos ocupa es modélico en este sentido, pues es uno de los escritores de ciencia ficción que más influencia ha tendido en el desarrollo de una cibercultura alternativa.

Bruce Sterling (1954), tejano de nacimiento y criado en la India -donde leyó a los clásicos de la cf- es uno de los más perspicaces autores contemporáneos de la ciencia ficción cibercultural. Comenzó su carrera como periodista hasta que en 1976 publica su primer relato, 'Man-Made Self,' que publica en 'Lone Star Universe'. Su aprovechada lectura de clásicos como Olaf Stapledon se aprecia en su primera novela importante 'Schismatrix' (Ace Books, 1996)

En esta novela presentó Sterling dos grupos humanos basados en dos concepciones de la tecnología; una blanda -la de los 'sharpers'-, basada en la biología, y otra dura -la de los 'mechanists'-, basada en la mecánica y la robótica. Ambos campos en su desarrollo actual, la ingeniería genética y la robótica asistida por las tecnologías de la información, describen la polaridad de sensibilidades que rige nuestro mundo; una más cercana a lo ecológico y lo "sostenible" frente a otra agresiva y despiadada con el medio ambiente.

Sterling, a partir de entonces, explotará su doble condición, de periodista y de escritor de ficciones, a lo largo de toda su carrera, lo que le confiere un carácter singular. Así, por ejemplo, ha practicado el periodismo científico en 'Magazine of Fantasy and Science Fiction Interzone' o 'Science Fiction Eye'. En sus columnas discute desde la importancia de las bacterias para la supervivencia del ser humano hasta las modificaciones a la teoría de la evolución propuestas por Richard Dawkins.

Inventor del cyberpunk

Su obra más acabada en esta faceta es su ensayo sobre los primeros hackers y crackers, 'The Hacker Crackdown' (Mass Market, 1992) donde presenta una emergente sociedad "cyberpunk" que surge con el "phone phreaking" (el uso ilegal del teléfono, practicado ya, según se rumoreaba, por Steve Jobs y por Bill Gates en aquellos tiempos), y a ciertos personajes emblemáticos, que con el tiempo se hicieron famosos, tales como Kevin Mitnik, el héroe de los primeros hackers encarcelado en 1999.

Pero, aunque no le guste nada la labor de crítico literario, es en la teoría de la ciencia ficción, donde ha realizado su aportación más notable, ya que podemos afirmar, sin lugar a dudas, que es él el verdadero "inventor" de la corriente cyberpunk (y no tanto su amigo William Gibson), al dotar de un cierto marco teórico a un movimiento disperso, que finalmente se consolida gracias a su célebre antología 'Mirrorshades' (Siruela, 1999).

A pesar de que pueda ser menos conocido que su amigo y colaborador William Gibson, su esfuerzo por formalizar los conceptos, las ideas y las actitudes de esta corriente literaria ha logrado identificar toda una época de la cibercultura, más allá de la literatura. Su prólogo a este libro, casi un manifiesto, e imprescindible para comprender esta corriente literaria, nos muestra una visión un tanto cínica y desesperanzada de un mundo telecomunicado y globalizado, dominado por las grandes corporaciones.

También se aprecia la inclinación anarquista, típica de esta primera etapa cibercultural, que es la que ha permitido la resistencia en este (ciber) mundo cada vez más controlado por las multinacionales, y resumida en la frase "la calle da sus propios usos a la tecnología". Este postulado explicaría desde la preferencia por lo móvil y portátil -ordenadores y teléfonos- hasta los usos insospechados de Internet para crear comunidades al margen del establishment. Justamente este uso popular o "transvernáculo" es la última posibilidad para subvertir la tecnología esclavizadora que poseen gobiernos y multinacionales, dándole la vuelta en el espíritu de Seattle.

Siguente página >>



[ Es él el verdadero "inventor" de la corriente cyberpunk (y no tanto su amigo William Gibson), al dotar de un cierto marco teórico a un movimiento disperso, que finalmente se consolida gracias a su célebre antología 'Mirrorshades'. ]