Por Iñaki Arzoz y Andoni Alonso

Son licenciados en Bellas Artes y doctor en Filosofìa, respectivamente, por la Universidad del País Vasco.

¿Quieres mandarle un e-mail a Iñaki?

¿Quieres mandarle un e-mail a Andoni?
Página II

La tecnología

Este aspecto subversivo de la tecnología tampoco se le ha escapado a los tecnoanarquistas del siglo XX como Hakim Bey (T.A.Z. 'Zona Temporalmente autónoma', Talasa, Madrid, 1996 e 'Inmediatismo', Virus, Madrid, 1999). La novela de Sterling, 'Islas en la Red' (Destino, 1990), en la que ciberguerrillas combaten el dominio del mundo por parte de las multinacionales, es precisamente el modelo que toma Bey para esa "utopía pirata" tecno-anarquista desarrollada en una zona limitada y convivencial, que pueda lograr su autogobierno gracias, precisamente, a un uso inteligente y comunitario de la tecnología.

En sintonía con esta filosofía, Sterling se compromete activamente con el uso social de la tecnología colaborando, por ejemplo, con John Perry Barlow en la 'Electronic Frontier Foundation', a fin de preservar la libertad de expresión en las redes.

Otro aspecto interesante de su producción literaria es su estrecha colaboración en varios cuentos con William Gibson, que culmina en la novela, lamentablemente todavía no traducida, 'The Difference Engine' (Bantham, 1991). Esta novela, que Sterling considera la mejor de su producción, es una vigorosa descripción distópica de un pasado alternativo del nacimiento de la cibercultura, donde Charles Babbage es reconocido por el gobierno inglés, la guerra de independencia norteamericana termina con la victoria del Sur y la secesión, y donde los ingenios diferenciales controlan la sociedad convirtiéndola en un mundo orwelliano.

La producción de Sterling no es especialmente nutrida, si la comparamos con otros autores del género. Además de las novelas citadas, ha escrito 'Heavy Weather' (Bantham, 1994), sobre una futura Norteamérica asolada por terribles tornados, y la antología de relatos, 'Global Head' (Mass Market, 1997).

Cambiar el rumbo

Entre todas sus novelas recientes, quizá la más representativa de sus inquietudes sea 'Fuego Sagrado' (Nova, 1998), pues en ella están presentes sus temas recurrentes: desde la construcción de una realidad virtual inmersiva y simbólica, producto de siniestras corporaciones, hasta lo que llama la condición "post-humana", esto es, la nueva condición de un ser humano que ha alargado artificialmente su vida. En el año 2000 ha publicado su última novela 'Zeitgeist' (Bantham, 2000).

En resumidas cuentas, leer a Bruce Sterling es enfrentarse a los grandes problemas de la tecnología actual, ya que su proyección imaginaria es un futuro inmediato problemático, un futuro incierto que, a medio camino entre el pesimismo y el optimismo, como no se cansa de afirmar, a pesar de todo "no está escrito" (Ver la irónica entrevista en el nº 27/28 de El Paseante, 'La revolución digital y sus dilemas', 1998). La cibercultura necesita de creadores-teóricos que, provenientes de la ciencia ficción, tanto nos describan las posibles distopías que estamos construyendo, como que nos proporcionen reflexiones críticas para intentar cambiar el rumbo.

Frente a los que creen que el ciberpunk fue una mera moda esteticista y superficial, creemos que gracias figuras como la de Bruce Sterling -por otra parte el primero en proclamar su muerte como movimiento literario, aunque en películas como 'The Matrix', parece renovarse- contribuyó positivamente al desarrollo de la literatura y el cine de ciencia ficción y de la cibercultura crítica en general.


Más información

Bruce Sterling

The Dead Media Project



[Leer a Bruce Sterling es enfrentarse a los grandes problemas de la tecnología actual, ya que su proyección imaginaria es un futuro inmediato problemático, un futuro incierto.]