Por Chucky García

Chucky García es director de la agencia Press Riot y colaborador de Bitniks

¿Quieres mandarle un
e-mail?
Vampiros de La Habana
Los otros balseros de Cuba
18-09-01

Ni siquiera intenten presumir la xenofobia. Lo que pasa con los otros balseros de Cuba es un asunto para ver con ojos de lector crítico, inocente de todo rasgo fascista, culpable por querer delatar situaciones turbias que se filtran en su cotidianidad con el permiso de los mass media.

Artistas y fulanos cubanos de todo tipo que salieron de la isla para hacerse un nombre -y una buena pasta- al interior de Europa y América, y que en el fragor del derecho al progreso que cada cual posee, día a día engordan sus cuentas bancarias y las ninfómanas páginas del corazón, de la mano de algún vejete millonario en el ocaso de su vida sexual; presentando algún programa chungo de entretenimiento o protagonizando una histérica telenovela de mala leche.

La industria del espectáculo

Quienes no dudan de su talento, belleza, humildad y altruismo hacen el indio, no hay duda. Quienes no, corren el riesgo de ser llamados intolerantes o, aún peor, podrían amanecer mañana rodeados por los activistas fashion del anticapitalismo.

Bebiendo de la sangre de los ingenuos y amamantados por la teta canalla de la industria del espectáculo de aquellos países que se conmueven por el régimen castrista, los otros balseros cubanos mienten para comer y comen para ser vistos.

No son todos, por supuesto, porque de aquella isla también vienen leyendas inigualadas en el cine, la música y la misma tele. Pero estos parecen más porque se reproducen ante el calor luminotécnico de las cámaras que los cobijan noche y día, como aquellos Gremlins de la cinta de Joe Dante a los que la luz multiplicaba en cantidades aterradoras.



Siguente página >>


[ Artistas y fulanos cubanos de todo tipo que salieron de la isla para hacerse un nombre -y una buena pasta- y que en el fragor del derecho al progreso que cada cual posee, día a día engordan sus cuentas bancarias y las ninfómanas páginas del corazón.]