.

 ......

Por Francisco
Castro
 
F. Castro es escritor , profesor de filosofía y crítico de cultura del periódico Atlántico Diario de Vigo.
 

¿Quieres mandarle un e-mail?

Mafalda vuelve a tragar sopa
Quino se resiste a Internet
(7-9-99)

Yo siempre he dicho lo mismo: a nadie se le debería permitir entrar en la Universidad, en ninguna del mundo, sin haberse leído, y bien, casi como para sabérselos de memoria, los once tomos de la colección de tiras de Mafalda, el genial personaje creado, hace tantas décadas ya, por el dibujante argentino Quino. Yo las leí de pequeñito (ocho años, o así ), y ya veis como he quedado. Son uno de los mayores ejercicios de lucidez de los que en esta vida se pueden hacer. Por eso los considero fundamentales.  

.........................

Hay más crítica en ellos que en los ensayos ms sesudos que imaginaros podáis. Hay más filosofía que en muchos libros post-modernos. En fin, están en la editorial Lumen, como siempre, y son imprescindibles.

Como sabéis, Mafalda tiene, sobre todo, una filia: los Beatles (¿y quién no? ). Pero, sobre todo, una fobia: la sopa. Muchas veces desearía, la muy ingenua, que Fidel Castro dijera que la sopa es buena para que la prohibieran en el resto del mundo. Ya quisiera. Pero no. Su madre -por supuesto, por su bien- la obliga a tomar sopa y ella, entre grandes ascos, la toma, como una hija obediente. A veces, su progenitora emplea mecanismos próximos al chantaje, como puede ser la amenaza de dejarla sin postre si no se toma la sopa.

Para acabar de fastidiarla, su hermanito, Guille, adora la sopa. El muy traidor. La sopa, como es fácil de adivinar, vendría a ser uno de esos símbolos que explican cómo funciona la sociedad, y como muchas veces nos hacen tragar cosas que nos repugnan pero que, según ellos, para nuestro bien, resultan fundamentales.   

Y ahora llegamos a Internet. Quino, el dibujante de Mafalda, nunca ha dejado de crear. Parecía imposible que pudiera llevar algo adelante después del éxito mundial cosechado con Mafalda, Miguelito, Guille, Manolito, Felipe, Susanita, Libertad y todos los demás personajes de sus tiras cómicas. Sin embargo, se olvidó de Mafalda y, asumiendo que le perseguir siempre, continuó trabajando.  

Odio no correspondido

De esta manera, somos muchos los lectores de periódicos que disfrutamos de su mirada crítica a través, por ejemplo, del diario El País cada domingo. Pero Quino se ha encontrado con Internet. Y él no quería. A mediados de junio, en la presentación de uno de sus últimos trabajos en Madrid, el dibujante argentino declaraba que odiaba Internet tanto como Mafalda la sopa. A ver, un momento: los lectores de Mafalda sabemos realmente cuanto odia esta niña la sopa. ¿Odia Quino tanto la Red como Mafalda la sopa? El dice que sí. Por lo tanto, debe odiar Internet MUCHISIMO.  

Y, ya veis, qué ironías tiene la vida: si os vais a cualquier buscador y tecleais "Mafalda", os vais a encontrar tropecientas páginas dedicadas al personaje. Quizás Quino odie la Red, pero Internet ama a Mafalda. Y mucho.  

De cualquier manera, parece que Quino, según confesión propia, más que tener problemas con Internet, los tiene con el mundo de los ordenadores en general. Los odia. Por extensión, la Red se infecta de ese sentimiento. En fin, de momento, llevémosle la contraria. Ahí va la dirección de una página dedicada al propio Quino (aunque a él no le guste). Y otra, de las mejores, sobre Mafalda.

.........................

Más información:

Quino

Mafalda

. Quino, por Quino.

 

"La sopa

vendría a

ser uno de

esos símbolos

de cómo

funciona

la sociedad"

 

 

. Mafalda, rebelde con causa.

 

............

 Suscríbete

¡Es gratis!

............