Por Antonio Fdez-Coca

Antonio Fdez-Coca
es profesor de la Universidad de las Islas Baleares y autor de los libros "En Red" y "Producción y diseño gráfico para la World Wide Web"
Ganchillo
contenidos en la Red
11-10-00

Desde que escribo esta columna, hace ya casi tres años, recibo periódicamente una serie de direcciones de documentos World Wide Web que ustedes tienen la amabilidad de enviarme.

La de hoy me ha venido indirectamente. No ha sido su autora, la señora Carmen Rosas, sino Ramón Arellano, buen amigo y antiguo alumno del Master Europeo en Multimedia Interactiva de la Universidad de las Islas Baleares, de la que soy profesor titular.

El asunto del mensaje que me envía Ramón es claro: EL FUTURO ESTA EN LOS CONTENIDOS. Coincidimos. Ambos pensamos lo mismo.

La clave

En estos tiempos en los que todo se rige por el diseño y en los que, por fin, se tiene en cuenta que un buen desarrollo de interfaz de usuario es clave para lograr un fácil entendimiento de aquello que presentamos, seguimos viendo que volvemos a posturas extremistas.

Con ello me refiero a que estamos pasando de una cara a la otra dentro de una misma moneda sin pararnos a pensar que quizás sea bueno fundir sus valores: contenidos, estructura, interfaz (mal llamada "diseño"), ingeniería de programación, accesibilidad, ...

Haciéndolo, combinándolo con aquello que ya existe, vemos que no hace falta más. Que en la interelación está el juego. Que ahí está la clave.

Si no se lo cree mire este ejemplo: La página de Carmen Rosas no une todos esos parámetros pero sí interrelaciona lo existente con lo ahora nuevo. Con ello logra darnos una sabia lección: existen cosas, que siempre nos han rodeado, que nuestras abuelas nos criaron con ellas y que hoy adaptan a las nuevas necesidades.

Vivir en un entorno

Le puede gustar, o no, el ganchillo y el punto de cruz. Eso da igual. Si le interesa le contaré que en mi caso sólo se trata de un agradable recuerdo de mi y querida, abuela Carmen, ya fallecida, que en nuestra infancia hizo calentitas colchas con este sistema para toda la familia.

Da igual, le decía, porque lo importante no es cómo está hecha este documento de una sóla página, sino lo que hace y cómo ha llegado a ello. Es importante ver como esta señora ha adaptado su buen hacer a los tiempos que corren sin dejar de ser ella misma.

Es interesante observar que en muchos otros documentos World Wide Web está primando el "a ver qué me invento ahora" frente al "cómo puedo utilizar lo ya existente y traducirlo convenientemente, con los parámetros adecuados, al soporte Web".

Merece la pena recordar que Internet va dirigida a seres humanos que vivimos en un entorno, que nos movemos con unas herramientas básicas y que a veces nos olvidamos de ello para inventar cosas que ni nosotros mismos comprendemos a los dos días de haberlas colgado de la red.

Por ello apuesto, esta vez, por el trabajo de la señora Carmen Rosas. Si bien no es una maravilla de diseño sí que lo es de contenido dentro del tema que trata, y al nivel que lo plantea. Doña Carmen, desde el Nuevo Centro del Conocimiento de Miajadas, da, quizás sin proponérselo, un sabio toque de atención sobre cosas que a veces, ya le digo, olvidamos… y no me estoy refiriendo, precisamente, al ganchillo ni al punto de cruz.


Más información

Carmen Rosas



[ Si bien no es una maravilla de diseño sí que lo es de contenido dentro del tema que trata, y al nivel que lo plantea.]