Por Fátima Martín

Fátima Martín es periodista licenciada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM)


¿Quieres mandarle un
e-mail

C-iberismos
la lengua de la tecnología
07-05-01

Lejos de quedarse en reivindicar caracteres como la ñ, este artículo recoge algunos de los muchos cambios que las nuevas tecnologías introducen en las lenguas. Cosas como: "enviar mails o SMS's", "linkear" o "tener el PC (Personal Computer) scrachao", son ya normales y cada vez más frecuentes en la red.

Por más que repitamos la manida frase de Marshall McLuhan "el medio es el mensaje", no deja de ser cierta. Hoy más que nunca, en la era tecnológica y zambulléndonos de lleno en la nueva e-conomía, el planeta globalizado ha de adaptarse a nuevos medios, cada vez más necesarios, y que comportan no sólo cambios en el mensaje, sino también en la forma del mismo.

Los puristas del castellano están alarmados (dentro y fuera de la red) por la rápida inclusión de neologismos informáticos y, sobre todo, de anglicismos provenientes del país generador de las nuevas tecnologías: EEUU.

Uno de los fenómenos más debatidos en Internet es el ciberspanglish, que procede de un lado del spanglish de la calle en ambientes latinos estadounidenses, y de otro, de los tecnicismos informáticos, en inglés.

Hay casos de ciberspanglish que son casi inevitables, como fax, hardware o software. Y los hay muy sangrantes, pues existiendo el equivalente en castellano, se improvisa un pastiche entre ambas lenguas.

"Te llamo p'atrás"

Así, muchas personas "uplodean los files" en vez de "enviar los archivos"; "linkan" o "linkean", no "enlazan"; "securitizan" en lugar de "asegurar"; y los hay que incluso "te llaman p'atrás (I call you back)" y no "te devuelven la llamada". En estos casos no hay confusión. Pero... ¿Y los que "enjoyan themselves en vez de disfrutar", "deliveran" (deliver) en vez " entregar", o "chopean groserías por la red" en lugar de "comprar mercancía"?



Siguente página >>



[ Uno de los fenómenos más debatidos en Internet es el ciberspanglish, que procede de un lado del spanglish de la calle en ambientes latinos estadounidenses, y de otro, de los tecnicismos informáticos, en inglés.]