.

 ......

Por Sergi Bueno

S. Bueno es
periodista y
colaborador en
diversas
publicaciones.
 
 
¿Quieres mandarle un e-mail?
 

 

 

¡Oh, no! ¡Los MPEG3!
Música gratis en alta calidad digital a través de Internet

La Asociación de la Industria Discográfica Americana ha anunciado la creación de un consorcio cuya misión será el desarrollo de una metodología estándar para bajar música de Internet. El consorcio estará formado por empresas discográficas e informáticas, y se conoce como Secure Digital Music Initiative (SDMI). El objetivo es evitar, como no, la piratería musical vía Internet.

.........................

Pues bien, todo muy bonito, pero mejor que ordenemos algunas ideas:

Punto 1:

Se supone que las canciones que tengo en un CD puedo digitalizarlas y convertirlas en archivos informáticos. Esa digitalización puedo hacerla mediante software gratuito disponible en la propia red y, en pocos minutos, disponer en el ordenador de una copia de mi CD. Lo bueno es que la calidad conseguida es prácticamente igual a la del CD original. Lo malo es que ocupo muchísima memoria.

Punto 2:

Esos archivos "musicales" puedo combinarlos y, por ejemplo, grabarme un interesante pupurri musical en una cinta de casete. Aunque también podría invertir en una grabadora de CD's, ponerme a editar discos a la carta por un tubo y venderlos a 1.000 pelas entre los colegas ¿Negocio redondo?

Punto 3:

¿Y por qué no cuelgo de la red las canciones y las vendo on-line a todo el mundo? O simplemente las regalo. Quizá lo único que quiero hacer es transmitir información de forma libre y autónoma mediante Internet. Quizá sólamente quiera dar a conocer a un interesante artista que vive en mi barrio... Y lo puedo hacer de forma fácil convirtiendo sus canciones en pequeños archivos digitales en formatos tan populares como MPEG3, Liquid Audio o a2b.

Punto 4:

Pero no nos pongamos libertarios y anarkas, lo del artista de mi barrio no se lo traga nadie. Aquí lo que cuentan son los millones de pelas que están ganando algunas personas y, por otra parte, los millones de pelas que están perdiendo algunas compañías como BMG Entertaiment, EMI, Sony Music Entertaiment, Universal Music Group y Warner Music, precisamente, las que abanderan el SDMI..

Punto 5:

¿Quién no ha probado a bajarse un archivo MPEG3 de alguna paginilla web más o menos pirata y clandestina? Bueno, de páginas no tan piratas y clandestinas también se pueden bajar canciones.

Punto 6:

Visto el punto número 5, se entiende que las grandes discográficas intenten proteger mediante copyright y técnicas de encriptación los archivos MPEG3 correspondientes a las artes creativas de sus músicos en cartera.

¿Conclusiones?

Una vez revisados estos 6 puntos, intentemos llegar a alguna posible conclusión. ¿Está bien que la obra de cualquier músico pueda ser copiada y copiada impunemente por millones de posibles compradores? Es más, ¿está bien que se realicen unas copias que, prácticamente, no pierden calidad?

Hay quién dice que la libre distribución musical por Internet lo único que provoca es que el posible cliente pueda conocer las virtudes de cierto músico y, posteriormente, compre su música. A simple vista parece una argumentación cuestionable. Sobre todo cuando no hay pérdida de calidad entre la copia en CD comprada en la tienda y los archivos bajados de la red y, si queremos, copiados en un CD mediante una grabadora de CD's.

Además, las compras de la Navidad occidental han provocado que, hoy, haya en el mundo miles de ordenadores más conectados a Internet, todos ellos con una capacidad de memoria y procesamiento envidiables. Cualquier oferta de cualquier centro comercial presenta ordenadores a 350 Mhz, 4 o 6 Gb de memoria, 64 Mb de RAM, tarjetas de audio y vídeo de útima generación, altavoces, etc, etc... y, todo, por menos de 200.000 pesetas. Además, a todo eso le podemos sumar que, actualmente, una grabadora de CD´s empieza a ser un producto a la alcance de muchos.

En definitiva, que las grandes compañías discográficas ven que, o se asocian a través de un consorcio como el SDMI o pueden perder parte del pastel que, hasta ahora, solamente era suyo.

De todas formas, también están los artistas. Hay algunos que se ríen de este tipo de iniciativas, otros piensan que, lo mejor para ellos, es que su música se escuche. Y, finalmente, están los que, obviamente, piensan que su obra debe estar protegida, controlada y pagada.

Los formatos digitales de compresión de audio, ya sea el MPEG3, ya sea el Liquid Audio, ya sea el a2b, ya sea todo aquél que aterrice en la red en los próximos meses, se están convirtiendo en materia de estudio. Su popularidad crece cada día y su uso también.

De momento, para ponerse al día y conocer esta realidad si todavía no la conocía, puede navegar un rato por las páginas que recomendamos a continuación. De paso, ¿por qué no se baja algunos archivos y los prueba? ;-)

.........................

Más información:

Accesories for MP3

MP3.com

Weblisten

MPEG Audio Web Page

. ¿Accesibilidad o piratería musical?

 

"Lo que cuenta

son los millones

que están

ganando

algunos y que

pierden las

compañías

que forman

SDMI"

 

. ¿CD´s sin ©?.

 

............

Suscríbete

¡Es gratis!

............