Por Fede Montanaro

F. M. es Editor del Diario on-line Nuevo Laredo y comenta que una de sus asignaturas pendientes es armar el cubo de Rubik.

¿Quieres mandarle un e-mail ?
Tito Puente
Los timbales callaron ¿oíste cómo fue?
3-7-00

Son los años cincuenta, en la calle 53 de Manhattan en Broadway dentro de un salón de baile conocido como Palladium todas las noches se respira un nuevo ritmo; El Mambo. Tito Puente y contemporáneos que lo acompañan dan los primeros pasos en lo que se presenta como moda y a la postre se convertiría en un modo de vida en el mainstream americano.

Dance Manía

En el fondo del escenario, el sonar de los timbales marca el paso a quienes no conocen ese nuevo ritmo. En otros puntos de la pista los pies de los expertos en el tema son hipotizados por la mirada del ritmo. Maestros y aprendices viven la euforia de la invasión musical latina en la gran manzana. Sonido único, propio de El Barrio neoyorkino, fusiones y pasiones entre el Jazz , Mambo, Cha-Cha, Guaguanco y Guajira; decibeles que revientan sobre las paredes de The Home of Mambo.

El Timbalero parece poseído por las percusiones y se hace dueño de quien lo escucha, la fama sube como la marea de las latitudes tropicales, los dotes propios de una leyenda trasladan a Tito Puente a la primera posición en el escenario. En 1957 graba su álbum catapulta, Dance Manía.

Sultán de la salsa

Mientras la estrella de Tito brillaba en lo más alto, al lado de estrellas de niveles borondongos como Celia Cruz y la Lupe con la orquesta Fania; Carlos Santana y familia se mudaban de Tijuana a San Francisco, California; en busca de mejor suerte. Como si la historia hubiera estado escrita, el guitarrista de origen tapatio incluyó en su álbum Abraxas (1970) el tema del sultán de la salsa, Oye como va (1963). Interpretación que marcaría un hito en la fusión entre la música latina y el rock. Colocando a Santana dentro del árbol familiar de la generación „, donde Celia Cruz y Tito Puente podrían ser considerados Eva y Adan o los Mambo Kings.

El corazón de Ernesto Anthony Puente (1923-2000)., mandó el último de sus redobles a las arterias cuando corrían los últimos minutos del miércoles 31 de mayo , en una fallida intervención quirúrgica a corazón abierto, pero el eco de sus timbales seguirá por siempre.

Escuchatum Est, Tito.


[ Celia Cruz y Tito Puente podrían ser considerados Eva y Adan o los Mambo Kings. ]