Por Chucky García

Chucky García es director de la agencia Press Riot y colaborador de Bitniks

¿Quieres mandarle un
e-mail?
Paulina Rubio
El cobre de la Chica Dorada
21-06-01

En este negocio de las "nuevas divas", las que quieran competir no sólo deberán estar preparadas para rellenar las copas de sus magic cup con prótesis de silicona, algodón o metal. Lo importante es no dejar ver el cobre de quienes no se iditotizan con el canto de las sirenas como Paulina Rubio.

Detrás de la voluminosidad dorada que rellena sus escotes y hot pants, las nuevas divas del pop latino esconden el verdadero color del cobre. Una estructura rústica y oscuramente rojiza que, como en el caso de Paulina Rubio, ha sido maquillada con una capa de oro de bajo quilate, que aún así deslumbra y atrae incautos en este mundillo taimado de los discos y los top musicales.

La"Sociedad Xerox"

Como las tetas que catapultan las varillas de los magic cup, tanta bondad es engañosa. En el fondo, sólo siguen la horma de otros modelos probados anteriormente con éxito y reiteran una vez más que en esto del ritmo al público todo le entra todo por los ojos.

Mexicana, la Rubio no es la única pero es el ejemplo. Junto a ella, nombres como el de Shakira, Thalía, Jennifer López, Fey, Christina Aguilera y los de las que ya vienen en camino (Anahi y Linda) conforman la que podría considerarse la"Sociedad Xerox" (sociedad de las mejores copias), sin que nadie haga reparos en que han sido raptadas la imagen, la voz y las ideas técnicas de terceros, como las de compañías musicales tipo Madonna y Alanis Morissette, o las de artistas menos mercadotécnicas como Jewel.

No se trata de una defensa al patrimonio intelectual o económico de estas últimas. Se trata de desmentir a aquella latinoamericanidadartística triunfadora, que está pagando un costo demasiado alto (y demasiado indignante) por un pedazo del mercado, que sigue siendo minoritario a pesar de llamar la atención del público de habla hispana hasta dentro del mismo escenario anglo.


Siguente página >>


[ Detrás de la voluminosidad dorada que rellena sus escotes y hot pants, las nuevas divas del pop latino esconden el verdadero color del cobre.]