Impreso de http://www.bitniks.es
2002 Editorial Cibertextos
email: bitniks@sarenet.es

Rock de Combate
The [International] Noise Conspiracy, una seductora mezcla de Rolling Stones y el Che Guevara

Bilbao [22-05-02]
Imagínense un cantante que mezcle la seducción de MickJagger con la ideología del Che Guevara. Sería algo parecidoa Dennis Lyxzén, el vocalista de The Internacional Noise Conspiracy [TINC],un grupo sueco que cita entre sus referencias a Noam Chomsky y Naomi Klein.¿Su lema? "Si no puedo bailarla. Esa no es mi revolución",empleando una frase de la feminista del siglo XX Emma Goldman.

Los medios de comunicación llevan meses bombardeando con la vueltadel rock [White Stripes, The Strokes, The Moldy Peaches...]. Sin embargo,en la lista de bandas que, según ellos, protagonizan este fenómenose olvidan de la más interesante: TINC. Seguramente, porque no tienengabinete de prensa, el padre del cantante no es dueño de la agenciade modelos Elite o quizás porque sus anunciantes noquieran compartir espacio con un grupo que títula una de sus canciones "Elcapitalismo robó mi virginidad".

TINC es un grupo bastante mejor que los anteriores, como pude comprobarhace poco. Después de una larga temporada, viendo a grupos tecnomanejando ordenadores en un escenario, se agradece ver a un animal escénicocomo Dennis Lyxzén subiéndose encima de los altavoces o haciendoun sincero esfuerzo por comunicarse con el público.

Estrella roja

Los espectadores [universitarios de clase media-alta] llevaban camisetascon la estrella roja o con lemas como "freedom fighters", perolo mejor es que algunos ¡leían libros! mientras esperabanel inicio del concierto. Debe ser la tan cacareada "GeneraciónY" de la que tanto se habla ahora. Daba la impresión de quelos tiempos del Sonar, las Adidas y el color naranja están tocandoa su fin. Un detalle: los cinco miembros de TINC acabaron el concierto puñoen alto.

Como explican en su web, aspiran a ser "la banda sonora de la batallacontra el capitalismo". "Estamos muy influídos por lossonidos que surgen de las calles de Seattle, Praga, Quebec y Génova",afirman. Pero no se confundan: TINC no tiene intención alguna deser una banda minoritaria de rock político. "Nos sentimos igualde cómodos o incómodos en una casa ocupada que en la MTV".Su originalidad reside en defender que la lucha política no tienepor qué estar reñida con la diversión o el buen gusto.


De hecho, cuidan bastante su estética. Se presentan uniformadosy sus conciertos están presididos por una imagen en blanco y negrode una actriz francesa de los años 60. Su apuesta por una "revoluciónbien diseñada" es realmente seductora. Recomiendo a los líderesde la izquierda europea, tan deprimidos por los resultados de Francia yHolanda, que se den una vuelta por los conciertos de TINC. El futuro dela izquierda está ahí. O si no, tiempo al tiempo.

Más información:

Web oficial del grupo[en inglés]