Impreso de http://www.bitniks.es
2001 Editorial Cibertextos
email: bitniks@sarenet.es

Premios Nobel Ig
Los experimentos más excéntricos. ¿Quiéndijo que la ciencia es aburrida?

Los premios Nobel Ig fueron creados para reconocer aquellos logros o descubrimientos, que "no pueden o no deben repetirse". Aunquelos científicos son muy disciplinados, a veces lo que un físicoquiere saber es si es posible hacer levitar a un luchador de sumo con imanes.

Así como el ganador de un premio Nobel pasa años o décadasintentando dilucidar un misterio universal, el ganador de un Nobel Ig pasadías o semanas abocado a resolver un misterio que le intriga exclusivamentea él.

La universidad de Harvard es la que entrega estos premios Nobel Ig desdehace 11 años, en una ceremonia que pretende poner una sonrisa enel adusto rostro de los académicos. La iniciativa parte de "Annalsof Improbable Research", la revista de humor científico deHarvard, editada por Marc Abrahams, quien declara: "los premiadosson excelentes científicos, sólo que piensan de una maneraextravagante"..

Dentistas e inflación

Un economista ganador de un Nobel probablemente haya tratado de desvelarlas causas de la inflación, y sus ideas podrán ser utilizadaspor cualquier gobierno. En cambio, tenemos el caso del ganador de un NobelIg de Economía en 1996, el Dr. Robert Genco, de la universidad deBuffalo, merecedor del galardón por haber descubierto que, en realidad,los problemas económicos estaban en relación directa conlos problemas dentales, demostrando que las afecciones dentales y el dolorde muelas aparecían como consecuencia de las presiones económicas,y por lo tanto, el mejor odontólogo es un buen asesor financiero.

Otro Nobel Ig muy sonado fue el recibido en el año 2000 por losprofesores de fisiología Justin Kruger y David Dunnings por su tesistitulada "How difficulties in recognizing one`s own incompetence,lead to inflated self-assessments". Los profesores partieron de lapremisa "¿puede haber gente que sea tonta y que no se décuenta de lo tonta que es?" La respuesta fue un sí rotundo,y el resultado de su investigación llevó a Kruger y Dunningsa resolver que las dificultades para reconocer la propia incompetenciallevan a valoraciones exageradas de la capacidad: "la gente tienetendencia a creerse mejor de lo que realmente es, en muchos aspectos socialese intelectuales", declararon. Los autores sugieren que esta sobrevaloraciónse debe, en parte, a que este tipo de personas "tienen un doble problema:no sólo llegan a conclusiones erróneas sino que su incompetenciales priva de la capacidad cognoscitiva de darse cuenta de que es así".En todos los estudios que realizaron, los autores determinaron que losparticipantes que obtenían los peores resultados en los tests dehumor, gramática y lógica, tenían una visión desmesuradamente positiva de sus aptitudes.

Otros Nobel Ig dignos de comentar fueron el de Leon Fisher, que lo ganópor su trabajo acerca de la mejor manera de remojar las galletas en elté; o el de Chris Niswander, de Arizona, que consiguió unIg de Informática por un programa que detecta a los gatos cuandopisan el teclado del ordenador, y emite un ruido para ahuyentarlos.

Los científicos, además, se alegran de recibir este premio.Es el caso de los investigadores escoceses Jonathan Wyatt, Gordon McNaughty William Tullet, que viajaron a Boston para recibir el Ig de Sanidad,por su trabajo titulado "El atasco de los inodoros en Glasgow":este informe es el resultado de sus investigaciones después de quetres pacientes llegaron al hospital con heridas causadas por inodoros deporcelana que se atascaron."El Nobel Ig no me parece un insulto",declaró el profesor Wyatt. "Nosotros hemos publicado másde 70 investigaciones científicas y ésta es la primera vezque nos reconocen por alguna".

No saben ganar

Pero no todos los premiados reciben el galardón con alegría:es el caso de la Marina Real Británica, que no envió a ningúnoficial a recibir el Nobel Ig de la Paz. El premio les fue otorgado trasconocerse la decisión de que los oficiales del HMS Cambridge, unaescuela de tiro, debían gritar BANG! en lugar de disparar los cañonesde sus barcos. Esta práctica, al parecer, innovadora, le ha ahorrado a la Marina británica más de un millón de libras enlo que va de año.

Uno de los Nobel Ig más interesantes es el de Física, concedidoa David Schmidt por resolver el gran misterio de "¿por quése infla hacia dentro la cortina de la ducha cuando cae el agua?"El profesor de ingeniería de la universidad de Massachusets, DavidSchmidt, dice que el problema parece más simple de lo que es. Schmidtes un experto en pulverizadores de inyección de combustible; unfluido se hace pasar por un orificio pequeño, y sale al mundo convertidoen pequeñas gotas: la tarea del profesor Schimdt es predecir cómose comportará. Pues bien, después de dos semanas trabajandocon un simulador de pulverizadores, Schmidt descubrió la respuesta:"Es como un torbellino", explicó, "es como un huracánpuesto de costado; en el centro hay baja presión, y esto atrae laporción media de la cortina de la ducha. Pero a causa de la forma en que trabaja la tensión en una cortina, la parte inferior se muevehacia dentro".

Felicidad infantil

El profesor Schmidt insistió en que este proyecto lo habíallevado a cabo por diversión, y que no estaba utilizando el dinerode los contribuyentes para tal fin. Pero se mostró encantado derecibir el premio porque "es un gran impulso para la universidad ypara el departamento de física".

El Nobel Ig de Psicología fue otorgado a Lawrence Sherman, dela universidad de Miami (Ohio), por su investigación titulada "Unestudio del júbilo en grupos pequeños de niños delnivel preescolar". Sherman estudió a un grupo de niñosen la década de los setenta, y descubrió que los niñosde preescolar "se ponen increíblemente felices sin razónaparente. No se trata de un fenómeno individual, sino social",declara Sherman, quien fue presidente de la Sociedad Internacional de estudiossobre el Humor, y en la actualidad es vicepresidente de la Sociedad delMate de Ohio.

Más información:

Página web de los Premios Nobel Ig  [ En inglés ]